➤ Padres Tóxicos: Qué hacer y Cómo Reencaminar tu Vida

¿Qué has heredado y aprendido de tus padres?

De nuestros padres podemos aprender muchas cosas muy buenas. Sin embargo en algunos casos y situaciones, a pesar de las buenas intenciones, los aprendizajes no son tan positivos como hubiésemos deseado y se convierten en lastres que arrastramos y nos impiden avanzar. Son casos de padres tóxicos que, en la mayoría de los casos, no saben que lo son.

1. Padres tóxicos: características. Y de quienes sin serlo, tienen ciertos hábitos dañinos

 

Con el mejor de los propósitos, por lo general nuestros padres tratan de ayudarnos, protegernos y advertirnos de todo aquello que para “ellos” es realmente importante, según y debido a su propia experiencia de vida.

Desde los comportamientos emocionales, las preocupaciones y los miedos, hasta los aspectos económicos y de relaciones personales. Eso que hemos vivido, visto y sentido mientras crecíamos en nuestra familia, esas áreas de la vida en donde nuestros padres tenían más carencias, esas áreas que eran sus inseguridades, tienen generalmente un enorme impacto en nuestra vida.

A continuación, te dejo 10 de las características que más los describen. Ahora bien, ten muy presente que algunos de ellos son exclusivos de aquellos casos donde ha habido casos de disfunción familiar excesiva. En este artículo, me centro más en aquellos padres que nos han querido y han deseado lo mejor para nosotros pero que, sin darse cuenta, nos han trasmitido sus propios miedos.

– Demasiado exigentes

– Utilizan la manipulación

– Autoritarios e intransigentes

– Maltratadores físicos y/o psicológicos

– Demasiado críticos

– Poco afectuosos

– Poco comunicativos

– Proyectan sus frustraciones o deseos en los hijos

– Excesivamente protectores. Hablemos sobre todo de este punto

 

1.1 La peligrosa sobreprotección de nuestros padres

 

En algunos casos la sobreprotección, esa advertencia de lo que para ellos eran peligros a evitar, se transmite como una herencia tan fuerte que llegan a convertirse en nuestras propias creencias militantes y convicciones. Ese legado transmitido con la mejor intención se puede convertir en un patrón o en una especie de guión preestablecido que, de forma inconsciente, dictará en gran medida aquello que buscamos, valoramos, tememos o intentemos evitar en nuestra vida.

De nuestra padres adquirimos muchas cosas: desde fortalezas, actitudes y comportamientos, hasta sus miedos y sus más profundas necesidades. Con todo ello, con esa herencia, creamos nuestros miedos, preocupaciones y necesidades. Todas ellas son las cosas que nos asustan un poco, pero que curiosamente a veces no solo se transforman en obsesivas, sino que también nos parecen absolutamente normales y fundamentales.

 

2. La herencia psicológica que heredamos de nuestros padres

 

Los miedos, el hábito de la preocupación y las necesidades inconscientes que hemos adquirido de nuestros padres tienden a estar presentes en nuestra vida. Y tal como lo han podido hacer ellos, aparecen y los sentimos casi como valores o importantes prioridades a tener en cuenta o a evitar. Pero ten presente algo: no están basadas en valores positivos o inspiradores, sino que son emociones que nos ahogan y generan ansiedad porque que están basadas en miedos.

Hay muchas cosas por las que ser agradecidos, tener presentes y valorar sobre lo que hemos aprendido en el entorno familiar. Pero en muchos casos también hay otras que realmente tenemos que desaprender para liberarnos de esas cadenas de los miedos, de falsas limitaciones y creencias heredadas del pasado.

Tenemos que ser conscientes y darnos cuenta de que no podemos permitir que algo que ocurrió en el pasado, que equivocados aprendizajes y creencias del pasado sigan condicionando nuestro presente, nuestro potencial y nuestro futuro.

3. Tu pasado (o el de tus padres) no determina tu futuro

 

Tenemos que averiguar cuáles son las posibles etiquetas que nos hemos puesto y nos condicionan, que mentiras nos hemos creído de nosotros mismos que nos impide avanzar en la vida como realmente queremos; qué arrastramos de esa herencia del pasado de la que tenemos que librarnos.

 

Nadie es esclavo del pasado, a menos que uno mismo lo crea. Es muy importante aprender y seguir siempre aprendiendo, pero a veces no somos capaces de aplicar todo ese conocimiento hasta que no desaprendemos y nos libramos de pesadas creencias del pasado que nos persiguen como una sombra.

Es entonces cuando creemos y nos sentimos capaces; es entonces cuando nos sentimos libres de esa carga y aumenta la confianza en nuestras posibilidades y se abren las puertas a nuevas oportunidades y un futuro más brillante.

Por eso tal como dice el subtítulo del libro Donde tus sueños te lleven, “tu pasado no determina tu futuro”.

 

EBOOK JAVIER IRIONDO

 

¿Qué has heredado y aprendido de tus padres?
5 (100%) 5 votes

4 Comments
  • Pilar
    Posted at 11:46h, 29 marzo Responder

    Hola Javier!
    Siempre emocionada y desde luego enfocada a leer tus artículos y escucharte en tus vídeos. Y en este… me llegaste también.
    Nuestros padres… Estupenda reflexión que acabo de hacer. Personalmente me siento muy identificada con algunas de las características de los míos, sobre todo, en la de sobreprotección (no sé si tendrá algo que ver el que sea hija única…).
    Gracias mil y ahora estoy leyendo tu buen libro “Un lugar llamado destino” y el siguiente será el que nos dices que “Tu pasado no determina tu futuro”, Donde tus sueños te lleven. Además, seguro que el prólogo del estupendo también Pablo Motos, tiene que ser muy determinante para nosotros.
    Gracias por todo y hasta pronto!
    Pilar

  • Anna
    Posted at 15:01h, 27 marzo Responder

    Buff, Gran tema para tratar pero muy dificil !!
    Heredas lo bueno y lo malo. En mi caso , heredas la generosidad con las personas, por eso , no soporto a las personas ratas y todos mis hermanos somos super generosos con todo el mundo.
    Heredas sus experiencias , y eso es muy difícil de gestionar ya que influyen profundamente en ti , aunque lo más sorprendente es que no influye igual a unos hijos que a otros, Unos , son más listos y siguen adelante, otros se quedan atrás , en la tristeza y tienen la creencia de que como ellos no son felices , tú no te mereces serlo tampoco .
    Estoy convencida de que tu presente y futuro solo depende de tu fortaleza .
    Un tema apasionante para los psicólogos , supongo . El tema es como salir de ahí y no cargar con experiencias que no te pertenecen…
    Gracias por el artículo Javier.

  • Ana Malagon
    Posted at 03:37h, 27 marzo Responder

    Muy buen artículo para los días que estamos viviendo.
    En mi caso particular, yo se lo explico a mis hijos como hilos que nos unen de una generación a otra. Si bien guardamos y atesoramos los que son importantes, como por ejemplo los valores, cortamos los negativos para que no prosigan a la próxima generación y a su vez ellos crearían sus propios hilos a su paso.
    Es más fácil decirlo que hacerlo pero con la ayuda de Dios todo se puede!
    Muchas gracias Javier por su continúa inspiración!

  • Laura Márquez
    Posted at 16:05h, 26 marzo Responder

    Mi estimado y admirado Javier,siempre para mí es un gusto leerlo y siempre me deja meditando y pensando varios días sus temas.. Grácias por compartir sus tan interesantes temas..Un abrazo y Bendiciones!! desde Cd. Juárez Chih. México..

Post A Comment

Example Dialog Text