Cómo superar la fobia social

¿Qué es la fobia social y cómo superarla?

¿Lo pasas mal en eventos sociales, sientes que no encajas o te sientes inferior cuando estás con otras personas que no conoces? ¿Sientes un miedo acérrimo al rechazo o a la crítica? ¿Vergüenza extrema al estar con desconocidos? Lo cierto es que una cosa es la timidez o tener una personalidad más introvertida o reservada (yo estoy en ese grupo), pero otra muy distinta es realmente sufrir y pasarlo mal por vergüenza hasta tal punto de necesitar esconderse o huir de ciertas situaciones. Si es así -si es tu caso o el de alguien que conoces, muy posiblemente este artículo sobre cómo superar la fobia social podrá venirte como anillo al dedo.

1. ¿Qué es la fobia social o ansiedad social?

 

La fobia social es un miedo irracional ante situaciones en las que tenemos que interactuar con otras personas. Si bien es cierto que es normal ponernos nerviosos en algunas momentos (cuando tienes que hablar en público, por ejemplo) o sentirnos un poco fuera de lugar ante desconocidos, padecer ansiedad o niveles de sufrimiento muy altos no es algo tan habitual o natural, por lo que estaremos hablando de un trastorno de ansiedad social.

Detrás de ese miedo a la gente se esconden otros muchos: el miedo a ser rechazado, a ser humillado, a ser juzgado, criticado, a sentirse inferior… Y lo más importante: todos ellos esconden uno de los mayores miedos en la sociedad, que es el miedo a no ser suficiente.

 

2. El miedo a las personas es totalmente irracional e imaginario

 

Esa fobia a las personas puede hacernos pensar que todo el mundo nos está mirando, que todos están hablando a nuestras espaldas, criticándonos; se genera una obsesión por el miedo a ser el centro de atención. En realidad ese temor es absurdo e irracional, pero el cuerpo y nuestras emociones no entienden de cuestiones irracionales. Tan sólo saben que lo que nuestra mente piensa e imagina, nuestros cuerpo lo siente y padece.

Los fóbicos sociales generalmente ya saben que es un miedo irracional, que no deberían tenerlo, pero saberlo no es suficiente y ante ciertas situaciones son incapaces de controlar esa ansiedad y miedos.

 

 

3. Cómo superar la fobia social: 4 puntos clave

 

3.1 Tratamiento profesional en casos de síntomas de fobia social severa

Cuando la fobia social es severa es importante llevar a cabo un tratamiento psicológico con un profesional. Normalmente para este tipo de casos se utiliza la Terapia Cognitivo Conductual, que les facilitará averiguar en qué momento y cuál fue el origen del problema. Además, es perfecta para crear estrategias y encontrar soluciones ante multitud de casos en torno a las fobias.

3.2 Salir de uno mismo

Uno de los síntomas de la ansiedad social es que quienes la padecen se centran totalmente en sí mismos, obsesionándose con el qué dirán, qué pensarán… El enfoque está en ellos siempre, y lo que sucede es que cuando más se centran en sí mismos es mucho peor. Por ello, el objetivo debe ser salir de uno mismo, pensar e interesarse más en los demás, preguntar, llenarse de curiosidad por conocer a quienes les rodean… Eso les ayudará a no preocuparse ni centrarse tanto en lo que les atemoriza y a reducir sus niveles de ansiedad.

3.3 Trabajando en tu autoaceptación

¿Una de las mejores claves para vencer la fobia social? Trabajar la autoestima, la confianza y la autoaceptación. Todos ellos son factores fundamentales  y el motivo es claro: si nos aceptamos, si seguimos progresando en nuestro nivel de desarrollo personal, si seguimos creciendo y mejoramos nuestra autoimagen, muchos de esos miedos que provocan fobia social se irán desvaneciendo poco a poco.

Lo importante es lo que tú piensas de ti, no lo que puedan pensar los demás. Cuando tenemos una buena autoestima, no nos preocupamos ni nos influye tanto lo que otros puedan pensar o las posibles supuestas críticas. La confianza y la autoaceptación son los pilares que nos mantienen firmes en nuestros principios y valores, en nuestras creencias, en nuestra propia valoración y respeto.

3.4 Dejar de huir

El objetivo tiene que ser dejar de huir de las situaciones que nos provocan miedo o fobia, porque huir perpetúa los miedos. Cuando nos enfrentamos a ellos es cuando los superamos. Poco a poco hay que aprender a exponerse a esas situaciones y enfrentarlas no como amenazas, sino como retos; convertirlas en oportunidades para superarse y conquistarse a uno mismo.

A veces nos preocupamos por lo que los demás puedan pensar de nosotros, por ese miedo a ser juzgados o criticados, pero lo cierto es que cada uno tiene bastante con lo suyo. Y en realidad, la mayoría estarán bastante ocupados con sus propios problemas como para estar pensando en ti, así que no te creas tan importante como para pensar que todos se centran en lo que dices o haces.

Y ahora dime, ¿has conocido de cerca las consecuencias de la fobia social? Me encantará conocer tu historia o reflexión. 👇Déjamela en la zona de comentarios 👇

 

EBOOK JAVIER IRIONDO

¿Qué es la fobia social y cómo superarla?
5 (100%) 4 votes

10 Comments
  • Samuel
    Posted at 21:07h, 27 agosto Responder

    Hola, lo que me ocurre a mi es que no puedo estar tranquilo y hablar en una reunión. Antes de ir a esa reunión, una semana antes ya estoy dándole vueltas a la cabeza y me genera mucha ansiedad. He ido a terapias grupales con mucho esfuerzo pero soy incapaz de abrir la boca y dar una opinión. Me pongo muy nervioso y la verdad que lo paso fatal. Lo raro es que luego individualmente no tengo ningún problema para relacionarme. Tengo 28 años y nadie de mi entorno se ha dado cuenta. La verdad qun no se si esto tiene remedio. Si alguien pudiera Ayudarme. Un saludo y gracias

  • Iris
    Posted at 21:48h, 23 agosto Responder

    Soy muy segura de mi misma en solitario, con mis proyectos, con mis sueños y con los míos, pero esa seguridad y autoconfianza se pierde cuando me veo obligada a depender de gente de la que no sé que esperar o cuando quiero entablar una amistad con alguien que me cae bien. Eso dificulta las cosas, es como un bloqueo que no se da en entornos que controlo.

  • Iris
    Posted at 21:45h, 23 agosto Responder

    Yo sufrí bullying de pequeña y eso me ha acarreado una fuerte ansiedad social aunque solo en algunas situaciones. Solo la sufro ante gente que me cae bien pero con la que no tengo confianza o en el trabajo. Me preocupa que me cambien por otros, no saber como actuar, si me echan la bronca o se enfadan por algo conmigo, enseguida pienso que me van a echar del trabajo o no van a volver a querer saber nada de mi o que alguien se va a meter en medio para fastidiarme. Se da con gente que tiene alguna influencia en mi (como por ejemplo jefes) pero de la que no sé que esperar. No me gusta nada la incertidumbre porque me genera ansiedad, por ejemplo cuando no sabes que esperar de alguien que te puede perjudicar o no, cuando no sabes si le caes bien a alguien que te cae bien….

    Esa ansiedad no se da ante gente que me es indiferente, gente en la que confío (gente cercana como mi novio y amigos cercanos), con ellos soy muy segura. Tampoco se da cuando yo tengo el control de la situación o estoy al frente de ella, en esos casos me manejo bastante bien sin ningún problema.

  • Marga
    Posted at 16:21h, 24 marzo Responder

    En mi caso ,después de trabajar muchos años cara al público, ahora aborrezco la gente, cada vez más, me apetece relacionarme con poca gente, mi familia más cercana, mis mascotas y empiezo a huir de la gente, en general, me apetece el silencio, no conversaciones que no aportan nada , prefiero hablar lo justo, y con las mínmas personas, bueno tengo amigos , eh, pocos pero buenos, y podemos hablar horas, pero en genral no, aborrezco las conversaciones superficiales ó de ceremonia social! …los cotillas, los cotilleos….en fin será que me estoy volviendo marciana, jajaja, un placer leerte, Javier, saludos 🙂

  • Rosa
    Posted at 13:13h, 22 marzo Responder

    Yo me siento asi pequeña. Acabo de recibir la nota de un examen que he suspendido y mi primera reacciin ha sido ” era de espersr como yo voy a ser capaz de hacer esto”
    Lo peor es que no se ni que hacer.
    Gracias

  • ana maria tuñon espada
    Posted at 20:53h, 21 marzo Responder

    Hola Javier, me ha sorprendido mucho tu artículo,me he reconocido en todas y cada una de las situaciones mencionadas,me cuesta mucho,muchísimo relacionarme con la gente,pero siempre he pensado q era porque cuando estaba casada practicamente no podía ir a ningún sitio ni relacionarme con nadie,mi ex marido me lo ponia muy difíci,,así q pensaba q era x falta de experiencia en habilidades sociales.Cambiando de tema estoy contenta(todo pasa por algo)estuve en una coferencia en directo creo q en enero,donde nos ofrecias un descuento para una de tus próximas conferencias y no pude arreglarlo y resulta que vienes a Mallorca este sábado 24 de marzo, ya tengo mi entrada asi q asistire al taller motivacional q impartes este sábado aquí en M allorca.Un abrazo!!!

  • Patricia
    Posted at 19:23h, 20 marzo Responder

    Yo padecí ese tipo de ansiedad hace tiempo y en mi época de universidad se convirtió en algo realmente paralizante y doloroso. Sigue viviendo en mí ese miedo al que tengo que enfrentar cada día, pero ya no me gusta etiquetarme como fóbica social ni siquiera verme como una víctima de mis circunstancias. Fui a una terapia específica que me ayudó muchísimo y que era grupal, de hecho. Y ahora hago mucho trabajo de autoconocimiento para aceptarme, quererme, para entender que en mis vulnerabilidades está mi fuerza en realidad. Como dijo un coach hace poco en un retiro en el que estuve: “cuanto más alargada es nuestra sombra, significa que más brilla nuestra luz”. Estoy completamente de acuerdo con todas las claves que ha dado Javier: hay que salir de uno mismo, a veces somos tan egocéntricos que sólo vemos nuestro ombligo, nuestros problemas, nuestras inseguridades, y los demás también los tienen; trabajar la autoaceptación es vital, al igual que hay que aprender a mirar fuera de otra manera, también hay que mirar hacia dentro con más cariño y amor; y dejar de huir es la gran clave. Es doloroso, lo sufre el cuerpo con multitud de síntomas y la mente que nos grita que no lo hagamos, pero creo que hacer las cosas con miedo es lo más valiente que existe y lo que más reconforta después: porque hemos sido capaces a pesar del miedo, porque podemos hacer todo lo que nos propongamos y porque tenemos miedo pero no somos nuestro miedo. Quizá añadiría que los pasos no deben ser agigantados, poco a poco se consigo mucho. Un pasito cada día supondrá un gran avance en un año.
    Animo a todos los que estén pasando por eso a que sigan adelante, porque se puede 😉
    Un fuerte abrazo

  • Ana
    Posted at 16:45h, 20 marzo Responder

    Yo no se si es fobia pero me siento fuera de lugar tanto en familia como en eventos. Me siento insegura . Recuerdo cuando trabajaba en una empresa que hacían eventos de presentación del producto y nos invitaban me sentía ignorada por todos, sola en medio de decenas de personas, sentía una superficialidad que no soportaba. Y me iba al poco de llegar y ya no voy a ninguna. Ahora intento abrirme en el campo del multinivel y no se si podre realizarlo pues tengo que conocer a gente, construir nuevas amistades para dar a conocer el producto y si están interesados en unirse al plan de compensación. ..y me da ansiedad esa vorágine de salir de mi misma y ponerme a ello.., con mi familia les veo charlar felices pero yo soy muy callada, es como que no conecto con ellos y los amo mucho…pero como que no me muestro tal como soy..es fobia Javier?…o son solo inseguridades?

  • Maria José
    Posted at 01:08h, 20 marzo Responder

    Tras descubrir que miembros de mi propia familia hablaban a mis espaldas creando a mi alrededor un vacío inexplicable por injustas descalificaciones, tengo terror a reunirme con ellos, ante esos encuentros sufro taquicardias, no puedo comer, realmente tiemblo.
    Siempre he sido la hermana ,sobrina y tia que reunía y unía a la familia, hasta que mis padres enfermaron y me ocupé de ellos.
    Ahora ,tanto mi madre con Alzheimer, como yo, estamos sufriendo un auténtico destierro.
    Ya soy incapaz de juntarse con mi familia….pánico.

  • Loli
    Posted at 21:34h, 19 marzo Responder

    Hola Javier:

    Yo tengo fobia social y lo paso realmente mal. Y sí, efectivamente, huyo de cualquier situación en la que tenga que estar con gente en algún acto social. En esos actos me siento fuera de lugar, empiezo a sentir como si cada vez me fuese encogiendo a pasos agigantados, me falta aire para respirar, me bloqueo y sólo tengo ganas de llorar, Lo sufrí por primera vez cuando comencé a trabajar en la primera cena de empresa a la que acudí. Lo pasé muy mal y no sabía el porqué. Volvió a sucederme en alguna ocasión más, hasta que decidí que no volvería a ningún acto en el que estuviera que estar con mucha gente y con personas que no son allegadas a mí. Ni siquiera soy capaz de comer fuera de casa, especialmente si se trata de comer en el lugar de trabajo. No asisto a bodas de conocidos o amigos. Y no sólo lo paso mal durante la asistencia al evento, pensar que debo ir es un dolor y un sufrimiento indescriptible.

    Hace dos años, me invitaron a la boda de una conocida. Nadie sabe lo que yo pasé nada más recibir la invitación y la de cosas y excusas que se pasaban por mi cabeza para no asistir a la celebración, en la que además, no conocía al resto de los invitados excepto a los dos hermanos de la novia. Cuando mi hermana me dijo que me regalaba un viaje a Nueva York y que el vuelo salía el mismo día de la boda, no paré de llorar de alegría y siempre le estaré eternamente agradecida, no sólo por el regalo del viaje (fuimos las dos porque con otra persona tampoco puedo ir) sino por el ofrecerme la mejor excusa para acudir al evento, pues francamente, estaba tan bloqueada y paralizada que no encontraba la forma de decir que no iba a ir a dicho acto. Para mí, significó el mejor de los regalos que hasta ahora me han hecho.

    Sólo me siento bien cuando estoy con una persona que sea muy muy cercana a mí, o si el evento es familiar, es decir, tíos y primos nada más. Con mis primos hacemos una comida todos los años y con ellos soy feliz , disfruto y lo paso genial.

    No supe lo que era esto hasta hace unos años, cuando oí hablar de la fobia social y leí sobre ello.

    LLevo así demasiado tiempo y creo que he aprendido a vivir con ello. Sé que esta no es la solución, pero es uno de tantos muros que hay en el camino de mi vida.

Post A Comment

Example Dialog Text