➜Ataques de ansiedad: ¿qué te están intentando decir esas emociones? | El blog de Javier Iriondo
Combatir los ataques de ansiedad

➜Ataques de ansiedad: ¿qué te están intentando decir esas emociones?

¿Te has encontrado rumiando el mismo problema sin parar? ¿Lo has imaginado y magnificado de tal manera que la preocupación te ha desbordado hasta paralizarte llenándote de nervios, tensión y estrés? Pues podríamos decir que eso es un ataque de ansiedad. Un estado de aprensión, incertidumbre y de miedo; el resultado de la anticipación de un suceso real o imaginario que sentimos como una amenaza.

1. CAUSAS DE LOS ATAQUES DE ANSIEDAD

La ansiedad surge por la excesiva preocupación. Ocurre cuando nuestra mente se centra en un posible suceso o situación y comenzamos a anticipar un resultado negativo. De forma obsesiva nos centramos en todo lo que puede salir mal. En esa situación, el cuerpo responde ante esos pensamientos como si se tratase de una amenaza real en el presente. Es entonces cuando pueden surgir ataques de ansiedad por esa preocupación y anticipación negativa que hace nuestra mente.

La ansiedad es algo normal en nuestra vida porque, junto con los miedos, forman parte de nuestro sistema de alerta. Son nuestro mecanismo defensivo y el que nos ayuda a identificar los posibles peligros. Es decir, tienen una función positiva, pero cuando este mecanismo se desborda y se perpetúa, perdemos el control de nuestras emociones y puede afectarnos de manera muy negativa en nuestra vida, nuestros sentimientos y en nuestro comportamiento.

2. SÍNTOMAS DE UN ATAQUE DE ANSIEDAD

Cuando llegamos a sentir un alto grado de ansiedad y estrés, podemos tener un ataque de ansiedad y todo nuestro cuerpo entra en modo de pelea o huida, que es nuestro mecanismo defensivo. Cuanto mayor sea el grado de ansiedad y estrés, mayores serán los síntomas. Y en ocasiones, presenta ciertas similitudes con los síntomas de la depresión. Más que nunca, el asesoramiento de un profesional sería muy importante.

Estos son algunos de los síntomas más frecuentes de un ataque de ansiedad:

  • La sensación de sentirse superado por las circunstancias
  • La sensación de miedo, de volverse loco, de perder el control
  • Sentirse en peligro
  • La aceleración de la respiración. Respiraciones más cortas y rápidas
  • Sudores y palpitaciones
  • La sensación de querer escapar
  • Mareos y debilidad en las piernas
  • Estrés emocional
  • Sensación de pánico y ganas de llorar
  • Sentir un nudo en el estómago

 

En gran parte todo esto está causado  por el miedo al sufrimiento, que puede ser mucho peor que el propio sufrimiento. ¿Por qué? Pues porque cuando el temido problema llega, siempre le puedes hacer frente. Ahora es real, mientras que hasta entonces era una tortura mental, un monstruo invisible contra el que era imposible luchar porque solo estaba en la imaginación.

3. CUATRO TÉCNICAS PARA HACERLES FRENTE

1) IMAGINA QUÉ ES LO PEOR QUE TE PUEDE SUCEDER

Un ejercicio de gran ayuda es imaginar la peor de las situaciones posibles. Imaginar qué es lo peor que puede suceder si ese miedo o preocupación se cumple. Personalmente es algo que en varios momentos muy complicados y difíciles de mi vida me ayudó mucho, porque al hacer ese ejercicio generalmente nos damos cuenta de que sobreviviremos, de que no será tan grave como lo sentimos. Se trata pues de una forma de rebajar la ansiedad y ayuda a recuperar el control emocional.

Para ello tenemos que aprender a vivir más en el presente, que es el único lugar y momento en el que estamos y en el que tenemos el poder de cambiar las cosas. Gran parte de nuestra vida, nuestra querida mente se pasa el tiempo perdida vagando por el pasado y el futuro, no dejamos de pensar y preocuparnos sin darnos cuenta de que estamos pensando. Aprender y ser capaces de estar en el presente es una de las grandes claves de la vida, y para ello nada mejor que el Mindfulness (del que hablé recientemente), posiblemente una de las mejores herramientas para combatir los ataques de ansiedad.

2) COMPRENDER QUÉ SON REALMENTE LOS ATAQUES DE ANSIEDAD

 

 

No hay que temer los ataques de ansiedad porque son pasajeros y cualquier persona puede aprender a parar y prevenirlos. Para ello lo primero es comprender por qué, cómo suceden y cuáles son los síntomas para poder identificarlos. La comprensión es una parte de la solución. Con ese conocimiento es más fácil calmarse, respirar y relajarse para reducir ese estrés.

3) RETAR NUESTROS PENSAMIENTOS

Por otro lado, tenemos que retar nuestros propios pensamientos para darnos cuenta de que generalmente son surrealistas o que son preocupaciones magnificadas y llevadas al extremo.

Si tu necesidad de seguridad y control es muy alta, eso será una fuente de preocupación y ansiedad. Sin embargo, cuanto más capaz seas de vivir con mayores niveles de incertidumbre, mejor será tu calidad de vida. No reaccionarás de manera desproporcionada ante los cambios inesperados y las dificultades; los verás más como retos, no como una nueva e injusta desgracia que solo te pasa a ti.

Porque uno de los mayores problemas (y que causan mucho de ese dolor emocional) es la sensación de incomprensión y ansiedad, es pensar que eso solo me pasa a mi. Al hacerlo, llegamos a sentirnos como una persona defectuosa y procuramos disimular escondiendo nuestras emociones, empujándolas hacia dentro para que no sea vean, lo cual empeora todo.

4) BUSCA AYUDA PROFESIONAL SI ES NECESARIO

Las pastillas no son una solución. No intentes ignorar tus emociones anestesiándote y yendo medio dormido por la vida. No es la solución. Procura encontrar la ayuda profesional para comprender qué te están diciendo esas emociones, de dónde surgen, por qué está sucediendo, que te está atemorizando. De ese modo, podrás darte cuenta de que no eres la única persona que sufre ataques de ansiedad o que se siente de ese modo.

Pero si realmente quieres sentirte más seguro y de paso rebajar la ansiedad, esa seguridad no va a llegar tan solo por un resultado, sino por tu propio crecimiento personal. Al aumentar la autoestima y la confianza, al creer en uno mismo para sentirse capaz de superar los problemas que puedan llegar, eso es lo que realmente genera la verdadera seguridad.

 

Suscríbete en el blog de Javier Iriondo

Resumen
4 técnicas para hacer frente a los ataques de ansiedad
Título de artículo
4 técnicas para hacer frente a los ataques de ansiedad
Descripción
1. Imagina qué es lo peor que te puede pasar 2. Comprende realmente qué son los ataques de ansiedad 3. Reta a tus propios pensamientos 4. Busca ayuda profesional
Autor
➜Ataques de ansiedad: ¿qué te están intentando decir esas emociones?
5 (100%) 4 votes

13 Comments
  • ¿Qué es la asertividad? Técnicas para llevar tus relaciones a otro nivel | El blog de Javier Iriondo
    Posted at 20:51h, 30 octubre Responder

    […] falta de asertividad puede provocar ansiedad y tensión. Si hay algo que nos ha molestado, algo con lo que no estamos de acuerdo, algún […]

  • Depresión: cómo salir de ella y/o cómo ayudar a alguien cercano | El blog de Javier Iriondo
    Posted at 20:37h, 22 octubre Responder

    […] fácil hablar de un tema como la ansiedad y la depresión. Tampoco analizar sus motivos: son múltiples y pueden ser intensos, muy […]

  • 'Donde tus sueños te lleven': un libro que ha cambiado miles de vidas
    Posted at 18:46h, 22 septiembre Responder

    […] nuestros estados mentales y emocionales para hacer de nuestra sociedad una sociedad libre de ansiedad y sufrimiento. Una sociedad mejor y más plena en todos los sentidos; una sociedad que comparte más y compite […]

  • Salva Contreras
    Posted at 13:53h, 20 septiembre Responder

    Hola Javier!
    Felicidades por el post.
    La verdad es que cuando se conoce qué es el estrés, de dónde viene y que situaciones son las que te están generando esa ansiedad, es mucho más fácil gestionar soluciones para liberarte de esa emoción.
    A veces, somatizamos problemas que, incluso, no sabemos que tenemos. Y de ahí, la angustia que nos provoca el sentirnos así. Por eso, la importancia de ser conscientes de cuál es el origen y por qué nos ocurre.

    A ver cuándo vienes por Barcelona, que tengo muchas ganas de volver a escucharte!

    Un abrazo

    • javieririondo
      Posted at 14:55h, 20 septiembre Responder

      Hola Salva! Posiblemente iré de cara a 2018 a impartir de nuevo un taller. Os avisaré! Abrazo

  • Reyes
    Posted at 09:37h, 15 septiembre Responder

    Gracias por este post. Yo soy de esas personas que describes en cuanto algo se tuerce yo empiezo a magnificarlo, trató de no hacerlo y pensar en otra cosa pero me tortura, que puedo hacer.

    • javieririondo
      Posted at 12:53h, 15 septiembre Responder

      Pon en práctica algunos de los consejos que pongo en el post. Por ejemplo, ponte en el peor de los casos y prepara a tu mente.
      Abrazo grande!

  • Luis Parra
    Posted at 15:36h, 12 septiembre Responder

    Hola Javier, mi nombre es Luis y soy un gran admirador tuyo. Bueno sufro de ataques de pánicos desde hace un par de años, soy divorciado tengo Tres hijas ya grandes. ….y el separarme de ellas me ha costado mucho superarlo, muchas veces me desahogo en el alcohol…y sé que no es la solución. Y eso me crear grandes problemas en mi vida del dia a dia…..tengo un trabajo, soy músico, hago deporte, tengo una pareja ya hace dos años. …lo tengo todo…..E igual me siento aveces insuficiente. Que puedo hacer?….muchas gracias. Un fuerte abrazo desde Viena

  • josep marquez
    Posted at 12:28h, 11 septiembre Responder

    buenos días Javier, yo he tenido miedo a sentirme solo, tras mi separación llegue a pensar tanto en que había hecho mal…..pero leer tus blogs me a ayudado a no sentirme mal, a dejar de pensar que hice mal y a pensar que hice todo lo posible para que todo fuera bien, a sentirme suficiente para seguir adelante y a pensar en un buen presente y buscando un cada día mejor,gracias

    • javieririondo
      Posted at 12:31h, 11 septiembre Responder

      Gracias por tus palabras y siéntete orgulloso del trabajo personal que has hecho. Un abrazo!

  • ana
    Posted at 09:25h, 11 septiembre Responder

    Buenos dias Javier:
    Mi hija sufre ataques de ansiedad bastante a menudo, por ejemplo en época de exámenes, llego a tener fobia y la tuve que llevar a un Psicologo que la ayudó bastante a superarlo.
    Pero lo sufre con frecuencia, por miedos injustificados, llegamos a pensar que era baja autoestima, pero tiene un carácter fuerte y es muy sociable. No me cuadra mucho.
    Ayer mismo se puso a llorar porque nos regalaron un gatito y cuando nos fuimos a dormir maullaba y no sabía qué hacer. Realmente es problemático. Cómo la puedo ayudar?

    • javieririondo
      Posted at 12:09h, 11 septiembre Responder

      Con lo que me escribes no dispongo de toda la información, pero me lanzo a explicarte lo que mi instinto intuye: “el miedo a no ser suficiente” y la cárcel que se encuentra tras el perfeccionismo. En algún momento su mente decidió que su valoración dependía de los resultados y que de esos resultados recibiría la aprobación de quienes le rodean. Piensa y tómate tu tiempo para analizar lo que te he dicho. Insisto: no conozco el caso. Sólo intuyo. Posiblemente, ella debería trabajar sus “estándares de perfección” y entender que ella no es “sus resultados”. Ella es un ser humano que da lo mejor de si misma, algo que ya es más que suficiente. Te recomiendo mi primer libro: “Donde tus sueños te lleven”. Ahí pueden encontrar algunas claves. Un abrazo!

Post A Comment

Example Dialog Text