meditación

¿POR QUÉ CADA VEZ MÁS OÍMOS HABLAR DE LA MEDITACIÓN?

Cada vez son más las personas que practican algún tipo de meditación o algún tipo de disciplina oriental, y no solamente porque sea una moda, sino porque en muchos casos ya es una necesidad.

Sí, el mundo se mueve por modas y tenemos multitud de posibilidades para elegir o simplemente probar. Pero la meditación es una disciplina milenaria que hoy ya nadie cuestiona y que se nos acerca a Occidente de la mano del Mindfulness, que es la práctica de la atención plena y consciente en el presente.

Vivimos a un ritmo vertiginoso, acelerados, sintiendo -y en algunos casos padeciendo- el constante bombardeo de información, notificaciones, interrupciones, multitareas que nos perturban. Todo ello hace que nuestra mente esté más alterada, impidiéndonos desconectar, que nuestra mente del mono vaya dando saltos de un lugar a otro sin descanso.

 

La meditación frente a las pastillas de la mesita de noche

 

 

Sin ser conscientes de ello, en vez de estar en el presente, pasamos mentalmente una buena parte del tiempo en otro lugar. Ello nos genera más estrés, infinidad de preocupaciones y muchísima ansiedad, hasta tal punto que algunas personas acaban recurriendo con demasiada rapidez a algún tipo de pastillas. Necesitan frenar la ansiedad provocada por ese caos interno, pero en muchas ocasiones provoca el efecto contrario al deseado porque no se ataca al problema que lo provoca.

Por ese motivo cada vez más personas utilizan los beneficios de la meditación para contrarrestar ese tsunami de pensamientos, la imparable actividad cerebral que termina por agotarnos y que nos roba la deseada armonía y paz interior que todos deseamos.

El Mindfulness es una forma válida, reconocida y demostrada de practicar la meditación y, desde hace años, se han realizado infinidad de estudios sobre el impacto que éste puede tener en nuestro cerebro y los beneficios que aporta a nuestra salud.

Por todo ello, la meditación debería ser una filosofía de vida, no una moda. Ahora bien, no se debe practicar la meditación porque lo haga un amigo o el vecino, sino para mejorar nuestra calidad de vida emocional. Y ¿por qué no? Para indagar en el océano de la mente y darnos cuenta de cómo pensamos, cómo sentimos o cómo vivimos el día a día.

Beneficios de la meditación: la lista es inmensa

Aquí van algunos:

  • Uno de los grandes motivos y beneficios de la meditación es que reduce la actividad cerebral, algo que hoy en día todos sufrimos en la sociedad en la que vivimos.
  • Las personas que practican mindfulness, aprenden a ser más conscientes y desarrollan una mayor capacidad de regular mejor sus emociones.
  • La meditación ayuda a preservar el envejecimiento del cerebro.
  • Mejora la salud mental y física.
  • Reduce el estrés, la ansiedad y la depresión.
  • Potencia la capacidad de concentración y la memoria.
  • Aumenta los niveles de felicidad.
  • Los beneficios son tales que empresas como Google y Apple ya han incorporado la meditación dentro de sus horarios laborales, y seguro que no es para perder el tiempo, sino todo lo contrario.

 

La práctica de la meditación: ¿Cuánto tiempo? ¿Cómo empezar?

La teoría es sencilla, la práctica no tanto. Por eso requiere constancia y que la practiquemos a diario. ¿Cuánto tiempo? Según los expertos entre 40 y 60 minutos, pero son muchos los que practican entre 10 y  20 minutos obteniendo también grandes beneficios.

Solo si nos damos cuenta del movimiento que tiene nuestra mente podremos pararla y entrenarla como quien va al gimnasio a entrenar sus músculos.

Observar la mente unos instantes cada día nos puede regalar sensaciones más profundas de calma y bienestar emocional, lo cual también nos ayuda a estar más centrados y ser más productivos.

Podemos comenzar y aprender poco a poco, ya que los hábitos mentales también pueden modificarse para disfrutar más de los silencios, tratando de aquietar la mente, como si de un interruptor se tratara.

Así que si quieres, puedes comenzar probando estos sencillos y prácticos ejercicios de Estela Millán -una crack de la meditación- que encontrarás en este enlace. Y si tú ya tienes incorporado en tu rutina esta maravillosa práctica oriental, ¿por qué no me cuentas tu experiencia? ¿Cómo ha cambiado tu vida desde que meditas? 👇 Déjamelo en comentarios 👇


Ya puedes descargar GRATIS mi ebook #ElBuenAmor: claves para que una relación de pareja funcione. Espero que guste y que pueda aportarte cierta claridad a esa eterna confusión que rodea al mundo del amor. Tanto si quieres encontrar pareja, como si ya la tienes, deseo que estas líneas te ayuden a comprender más y mejor a la otra persona.

 

ebook javier iriondo

3 comentarios

001
María Columna
19.06.2017 a las 09:25 Enlace Permanente

Recuerdo en los retiros con Sogyal Rimpoché que el decía que no debíamos confundir la “herramienta” utilizada para “entrar” en meditación, con lo que es meditar, es decir estar presente en el aquí y ahora.
Y recalcaba que si tan sólo utilizamos “la herramienta” por ejemplo media hora al día pero que el resto de nuestro tiempo no estamos “presentes”, no servía de nada.
Lo que si ocurre es que gracias a iniciarse con la “herramienta” es posible que te des cuenta lo que es la presencia en el aquí y ahora.
MUUUUAAAAAAAAAAAAAAA

002
Marina
19.06.2017 a las 18:42 Enlace Permanente

Cuando empece con el mindfullnes, estaba en mi peor momento, poco a poco lo he ido incorporando a mi vida, yodavia tengo que incorposarlo mas, y ya he notado beneficios.leo libros sobre ello y quiero hacer las 8 semanas. Gracias javier me encantan tus post.besos

003
Raquel Sánchez Sampietro
20.06.2017 a las 07:39 Enlace Permanente

Muchas gracias Javier por darnos fuerza y animo siempre…un abrazo.

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Share This
  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal