Regalo de Navidad

Un año más llega la Navidad. Esa época en la que se llenan muchas barrigas, se vacían muchos bolsillos, nos volvemos locos con los regalos y después nos llenamos de buenos propósitos y grandes intenciones con muchas ilusiones, pero de esto último hablaremos en otro momento… La pregunta que me hago es: ¿qué es lo mejor que podemos dar? o, ¿qué es lo que realmente queremos hacer cuando entregamos un regalo de Navidad? 

De alguna forma el objetivo de “dar” un regalo es dar una alegría, es decir me importas, pienso en ti, es querer ver sonreír a otra persona, hacerle sentir bien. Sin embargo, la realidad es que lo que regalamos -o más bien lo que realmente queremos regalar- son emociones para hacer sentir bien o feliz a otra persona.

La cuestión es si ese regalo de Navidad, o esa larga lista de regalos (hasta llegar a tirar la casa por la ventana por la presión comercial que parece casi obligar a regalar cada vez más porque si no parece que no somos lo bastante buenos o generosos) es la mejor manera de satisfacer ese sentimientos.

¿Cuál es el mejor regalo de Navidad que se le puede dar a una persona?

 

Las circunstancias pueden condicionar esa respuesta, pero lo que realmente todos buscamos y queremos es sentirnos queridos, sentirnos comprendidos, valorados, respetados. De hecho, si algo he podido comprobar estos años gracias a los miles de mensajes recibidos debido a mis libros es precisamente esa necesidad de comprensión, una verdadera sed de humanidad, de autenticidad, de conectar,  de compartir, de sentir que importamos y sentirnos más unidos.

Si de verdad quieres hacer un regalo de Navidad que marquen la diferencia, regalos que dejen huella, regala tu más sincera y total presencia, tu atención, tu cercanía, tu cariño, abrazos, palabras de afecto que calman el alma y todas esas emociones que nos conectan. Además, lo mejor de todo esto, lo que realmente importa y  marca la diferencia es gratis, así que ahorra en dinero y sé generoso derrochando a lo grande tu presencia, tu atención y tu cariño.

Así que mi regalo de Navidad para ti es un deseo…

El deseo de que tu mundo interior sea un remanso de paz.

El deseo de que te conviertas en aquello que sueñas, no en lo que temes.

Que ilumines la vida de alguien para que así ilumines la tuya.

Que tus pensamientos sean tu mejor compañero de viaje.

Que no seas víctima de las circunstancias, sino creador de ellas.

Que el pasado no sea un lastre, sino una experiencia  para un gran futuro.

Te deseo que el perdón, la compasión y la bondad inunden tu corazón.

Te deseo salud, amor, felicidad, paz y todo lo mejor.

Feliz Navidad.

Javier Iriondo

amor verdadero

Haz click aquí para descargarlo

4 comentarios

001
María Columna
26.12.2016 a las 12:42 Enlace Permanente

MUUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA

002
Esteban
31.12.2016 a las 04:13 Enlace Permanente

Eres una guía en mi vida, cuando leo cualquier post o libro me haces sentir vivo y con energía para afrontar todo y dar fuerzas a quien lo necesita, gracias.

003
marta
05.01.2017 a las 19:49 Enlace Permanente

No puedes imaginar como me siento de identificado leyendo un post o un libro tuyo .graciassss x existir! Muaaaak

004
MARÍA DE LOURDES MEDRANO HERNÁNDEZ
06.01.2017 a las 00:44 Enlace Permanente

Gracias por todo lo que compartes, no imaginas lo mucho que significa para mí
FELIZ NAVIDAD, que Dios te colme de bendiciones.
Muchas gracias

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Share This
  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal