motivos para vivir

Razones para vivir

SÍ, POR SUPUESTO QUE HAY RAZONES PARA VIVIR. Ahora bien, si algo tenemos claro, o por lo menos deberíamos tenerlo, es que la vida, más allá de la multitud de frases bonitas que puedes encontrarte en la red, es un cambio constante; es un cambio constante que nos obliga a crecer, adaptarnos, a ser más flexibles y jamás dejar de aprender o dejarnos llevar por la decepción.

Los cambios de vida son necesarios para avanzar, pero no todos significan progreso, y algunos de ellos pueden ser muy duros. Otras veces queremos cambiar, pero el pasado “parece” una cárcel de la que no nos podemos librar. Supongo que por eso el subtítulo de mi libro Donde tus sueños te lleven es “Tu pasado no determina tu futuro”; de alguna forma necesitaba creerlo porque yo era mi propio paciente al que curar, era mi propio laboratorio de pruebas, y ese lema es algo que más que nunca -tras infinidad de historias y casos- puedo confirmar que es verdad.

 

Sé por experiencia propia que a lo largo de los distintos capítulos de la vida todos pasamos por difíciles momentos, situaciones en donde la luz y la esperanza parecen diluirse, la confianza se deteriora, los episodios de depresión o ataques de ansiedad son habituales y el futuro se parece a una negra y terrorífica tormenta que nos espera de forma amenazadora. Ese terrible momento donde las razones para vivir escasean…

¿Por qué lo digo? Porque lo he sentido, lo he vivido, sé muy bien lo que es y lo que pueden llegar a doler determinadas lecciones de vida, y lo difícil que es creer en esos momentos. Como yo, miles de personas en el mundo nos hemos llegado a plantear opciones tan drásticas y equivocadas como el suicido, pero también sé que la vida es cambio, y esas fases también cambian y pasan. Pero no podemos estar esperando a que el mundo cambie: somos nosotros los que tenemos que rescatarnos a nosotros mismos (no somos un banco).

1. Una de las más poderosas razones para vivir

 

Tan sólo te pido que abras una puerta; que aunque en esos momentos cueste, te pido que creas, que sí, que las cosas cambian, que todo va y viene, que las fuerzas, las ilusiones y la esperanza vuelven a resurgir. Será entones cuando tú servirás de inspiración a otros, serás tú quien será un ejemplo para los demás. Y créeme, esa será una de las más poderosas razones para vivir.

Escribo esto tras emocionarme con un increíble mensaje de transformación que acabo de recibir desde Dinamarca. Una cruel y dura situación de esas que ponen los pelos de punta, pero que tras leer Donde tus sueños te lleven y Un lugar llamado destino llegó la comprensión, el perdón, el alivio y la superación.

Sin olvidar, por supuesto, todo lo vivido y la inspiración de algunas increíbles historias del taller de crecimiento personal en Madrid el pasado sábado 19 de noviembre.

2. SI TE FALTAN RAZONES PARA VIVIR

 

Por eso hoy este es un mensaje de esperanza para todo aquel que lo necesite, intentando aportar un poco de luz, algo de fuerza y toda la esperanza posible, porque el cambio es posible para quien se atreve a intentarlo. Y si lo que te falta es encontrar más razones para vivir, aquí te dejo esta sencilla lista de grandes motivos por los que vivir y seguir luchando:

Despertarte  para ver el amanecer, ver como el sol vuelve a aparecer, iluminarte y calentar tus mejillas. El olor de un café recién hecho, un abrazo de los de verdad que llegan al corazón, caminar descalzo sobre la hierba, sentir la vida, emocionarte con una canción. Sorprender con un pequeño gesto de bondad que ilumina el rostro de alguien, la inocencia en la sonrisa de un niño, decidir salir a mojarse bajo la lluvia, vibrar y romperte la garganta cantando tu canción favorita. Ver como alguien vuelve a levantarse y creer, seguir aprendiendo para descubrirnos, contribuir y marcar la diferencia en la vida de otros. Los ratos de compartir con familia y los amigos, amar, cuidar, querer, soñar con el viaje soñado, cumplir pequeños objetivos en busca de  grandes sueños, quedarte hipnotizado apreciando la inmensidad del mar, subir a una montaña para desconectar y conectar con tu esencia. Decidir ser una influencia positiva en la vida de los demás y otras muchas cosas más que espero tu sigas rellenando en esta pequeña lista de razones para vivir…

Déjamelas en comentarios.

Un enorme abrazo.

 

¡Y RECUERDA QUE PUEDES DESCARGARTE👇 GRATIS👇 MI EBOOK!

EBOOK JAVIER IRIONDO

Razones para vivir
4.3 (86.67%) 3 votes

9 Comments
  • Chío
    Posted at 23:36h, 05 diciembre Responder

    ¡Hola a todos!
    Les cuento… Llegué aquí porque un chico que me gusta, compartió una publicación en la que pedía razones para vivir… Llegué con toda la ilusión de que me encontraría con cosas muy interesantes y muy positivas y me ayudarían a darle razones a ese chavo que tanto me gusta. Ni siquiera sé por qué me gusta si ni siquiera lo conozco, sólo lo pude ver un par de veces durante un año mientras estudiaba la preparatoria y antes de salir, me animé a confesarle mis sentimientos hacia él… Resulta que ya tenía todo planeado… Y cuando digo todo, me refiero a todo. Una noche antes me dispuse a escribir el diálogo que tendríamos… Pensé en todas las posibles respuestas que me pudiera haber dado, las escribí y a todas les di seguimiento. Esa noche casi ni dormí pensando en lo que le diría.
    Al día siguiente, me dice mi mamá: te vas a ir tú sola, Iván (mi primo) no va a ir.
    Resulta que Iván, se iba conmigo todos los días a la prepa. Él era el chofer y cada semana a uno de los dos le tocaba poner el mueble en el que nos moveríamos. Ésa semana le tocaba a él, pero yo había pensado en irme a parte por si Ismael, el chavo que me gusta, aceptaba salir conmigo.
    En mi diálogo, la noche anterior, escribí que mi primo no había ido esa vez porque había amanecido mal, bueno esa fue una de las posibles cosas que podían pasar. Otra era que se había quedado dormido, una más era que simplemente me quería ir sola para llevar al chico a pasear, ja… Así escribí varias razones, pero no contaba con que una de las negativas se haría realidad, así que me dió miedo irme sola, me dio miedo por lo que escribí y dije: no seguiré el guión porque no quiero que ocurra nada extraño o cosas así, entonces cancelé todo. Al final si me fui sola, pero me vestí con prendas diferentes a las que ya había establecido, cambié mi mochila, me fui más tarde de lo acordado, almorcé alfo distinto, no llevé el dinero que estaba destinado a una posible cita… Traté de llevarle la contraria a mi guión…
    Ya llegando a clases, estuve muy rara y asustada todo el día, hasta que ya estaba muy atormentada y decidí olvidarme de Ismael por todo ése día.
    Pasó algo de tiempo y la graduación se acercaba, Ismael quizá se iría lejos y ya no lo vería jamás, así que me dije: ya sin haber planeado nada hoy, le diré todo, pase lo que pase, así que lo ví activo y le envié un mensaje preguntando si estaba de acuerdo en que le dijera algo, le mencioné que era mi tercer intento por decirle, también le dije que decían que la tercera era la vencida, que si quería probar conmigo ése dicho, ja, resultó que era verdad, la tercera si era la vencida… Ja ja… Bueno, en realidad no hay algo que establezca cuál intento es el bueno, cuál razón hay para vivir, cuáles para morir, para seguir o no un plan, para ser o no felices, para que te guste o no alguien… Sí, quizá la sociedad ha establecido una serie de reglas que seguir para tener una convivencia pacifica, ha establecido los derechos y obligaciones que tiene cada persona en cada lugar y cada circunstancia, pero… ¿Quién indica que algo está bien o mal, quién establece los gustos que puede tener cada persona, quién decide quien es guapo o guapa y quién no, quién decide que yo tengo o no la razón? La sociedad ha establecido así todas sus reglas, costumbres, tradiciones, leyes, normas, derechos y obligaciones porque según entiendo, requerimos de ese estándar, esos establecimiento, esos requisitos para vivir en armonía, pero, eso es lo que la mayoría cree, claro, no todos pensamos de la misma manera, cada cual le da a su vida el significado que se le antoja, cada cual, cree lo que quiere creer, ve lo que quiere ver, se inclina hacia donde se quiere inclinar…
    Dicen que la masa, hace la fuerza, que la mayoría manda, que la mayoría tiene la razón, ¿pero quién lo dice y en qué se basa para decirlo? Qué tal y si todos los tontos están del mismo lado, que tal y si yo digo que mi razón para vivir es el hecho de que quiero hacer historia, el hecho de que quiero ser recordada, que quiero experimentar todo lo que me sea posible para sentir felicidad, amor, dolor, tristeza, rabia, hambre, frío… Y saber cuál es la diferencia entre todos esos sentidos.
    Nadie tiene por qué oponerse a que yo sienta amor, odio, dolor, alegría, pero y aunque alguien se opusiera, yo decido si le doy o no la razón a lo que ése alguien dice.
    Y si hablamos de derechos, puedo mencionar que una mujer quería tener los mismos derechos que los hombres y se creyó su idea, la anunció, la defendió y logró que su género pudiera tener los mismos derechos que los hombres, claro, aún se sigue luchando por la igualdad, la equidad, los derechos… Pero allí podemos ver que la sociedad ya tenía sus reglas, pero alguien se opuso a una de ellas y trató de convencer a más personas de que lo correcto era que se le tratara a todos por igual.
    Yo ahora podría encargarme de escribir las razones que hay para vivir, pero, serían las razones que yo tengo, las que yo considero que son un motivo para levantarme cada día y sinreirle a todos a pesar de que mi sonrisa no es de mi agrado pues, me gusta sonreír pero tengo una sonrisa que no me agrada del todo, mi mis dientes no están muy parejos, no están alineados entre sí, mi mordía está al revés, mi cara tiene imperfecciones… Pero a mi me gusta sonreír y al diablo sí a todos les gusta mi sonrisa o si les desagrada voltear a verme. Muy yo, muy mi sonrisa, muy mis motivos para sonreír…
    En Corea, las coreanas con dientes chuecos son más atractivas porque según esto se ven más tiernas, ya que aparentan a una niña a la que se le calleron sus dientes y los nuevos crecieron chuecos, muy sus costumbres,uy sus gustos, muy sus normas de belleza.
    Así que entonces, ¿yo sería atractiva en Corea y en otros países no? ¡Qué ridiculez!
    Cada quien tiene algo que lo hace único y a eso yo lo llamo personalidad, lo llamo ADN, lo llamo vida.
    La vida de todas las personas es tan distinta que ni siquiera los clones, si estos existen, vivirían de la misma manera, pues según sé, si yo tuviera un clon y muere, pero yo sigo viva, eso marca la diferencia entre mi vida y la de ése clon, pero si vive, ella sería la clon y yo sería yo.
    A lo que quiero llegar es que cada quien piensa como quiere, cree lo que quiere, vive lo que quiere vivir…
    Yo soy muy creyente del destino… Si yo estoy destinada a vivir tres días más, viviré esos tres días más, si tengo que morir en unas horas, pues moriré en unas horas.
    Ja, leí el libro: “Veronika decide morir” de Pablo Cohelo. Lo inicié el día que pensaba suicidarme, casual. Ni siquiera publiqué que necesitaba una razón para seguir viviendo, simple y sencillamente dije: hoy me quiero morir… Así que subí al segundo piso de mi casa y como las ventanas aún no tenían vidrios, me dije: me voy a aventar por esta ventana, ja, pero sucede que estoy muy chaparrita y no alcancé ja, ja, ja… Así que decidí acercar una caja y cuando la tomé, descubrí el libro de Pablo Cohelo, estaba muy descuidado, sucio, húmedo y se apreciaba cómo se había secado y vuelto a mojar muchas veces, pensé entre mi: pobre de estos libros, eso porque la caja estaba llena de libros, pero el libro del que inicié hablando era el primero de arriba hacia abajo. Ése día, ni siquiera recuerdo la razón por la que había decidido morir, pero de seguro era cualquier tontería, así que dije: de seguro que aquí este tal Pablo Cohelo, tiene razones mucho mejores como para escribir que quiere matar a su personaje, así que le eché un vistazo.
    El libro iniciaba con una fecha: decía algo así como tipo: “El día 11 de noviembre…”
    Sorpresa, yo no sabía que día era, pero cuando ése reglón, algo en mí me hizo preguntarme: ¿qué día es hoy? No sabía que día era pero, si sabía que quería saber, así que hice memoria y, sorpresa, también era 11 de noviembre…
    ¿A caso hoy debo morir?- pregunté mirando hacia el techo, esperando respuesta de quien sabe quien.
    Por lo visto el destino decidió que hoy tengo que morir, ja, pero en realidad creo que era pura chiflazón mía, o no sé qué, porque sucede que dije, al demonio todo, el libro, la vida, mi ropa limpia, mi cabello largo, los problemas, las preocupaciones….todo.
    Y subí al marco de la ventana, me paré, mantuve el equilibrio y pensé en razones para morir, lloré y luego me di cuenta de que quería saber qué razones tenía la protagonista del libro para querer morir, así que dije: se pospone mi decisión de querer morir hoy, mejor quiero leer el libro y saber que pasó porque es un libro muy ancho que debe decir muchas razones para morir o quizá platica la vida de la protagonista y luego dice como se suicida… Así que decidí que primero leo el libro y cuando lo termine me suicidaba junto con la protagonista. Pero, no crean que aún no termino de leer el libro y por eso no me he suicidado, ja, ja… Terminé de leerlo hace como tres años, quizá más.
    Y no me he suicidado porque, sorpresa, la protagonista no se suicida al final del libro, en el libro, su autor no platica la vida de su protagonista y luego dice como muere, sino que más bien, le creó una vida perfecta a Veronika y decidió que ella se quería morir por eso, bueno, yo así lo interpreté… La cosa es que Veronika, me dio varias ideas en las que podía morir… Si planteó la de aventarse de un lugar alto, pero la rechazó por el terror que supondría el hecho de que quien la descubriera no podría borrarse su rostro desfigurado por tal caída, la muy considerada le quería evitar esa pena a su madre y me la contagió a mí, yo tampoco quería que mis papás o alguien me viera allí toda desfigurada porque de por sí, mi rostro no es perfecto, y luego si me vieran más fea de lo normal, capaz que también los mato del susto… Así que seguí la lectura y ya luego plantea su idea de morir por una sobredosis de medicamento para dormir. Entonces pensé: a mi no me gusta tomar pastillas, pero pues si esa es una buena opción pues entonces habrá que con seguirlas, pero no paré la lectura, sino que proseguí y ya luego la protagonista no murió, sino que fue internada en un hospital para enfermos mentales y, si alguien no ha leído el libro, disculpas por platicarlo pero es que estuvo en mi historia y ni modo de omitirlo, pues en parte es gracias a él que sigo viva, ja…
    La cosa es que en ese punto de la historia, me dieron ganas de fingir que estaba loca para que también me internaran, pero por mi personalidad fue que no lo hice, pues ante la mayoría soy muy seria, penosa y, fingir estar loca no era algo que se me diera al natural, tenía que investigar como era un loco y aprendí un poco en el libro, pero no lo suficiente, así que lo descarté, eso quizá pase después… Ahora que si soy más emotiva, expresiva o como se diga…
    Algo más, no es por nada, pero desde que recuerdo, he querido salir en una novela, así que quería tener una vida de novela, en la que me secuestren, me roben, me asalten, abusen de mi o cosas así, por mi fortuna o des fortuna, alguna vez ya intentaron abusar de mí, claro yo eso lo pensé así muy casual, pero cuando se hizo realidad, las cosas no fueron como las veo en las telenovelas, pues no es lo mismo verlo a vivirlo. Éste hecho solo lo saben unas 6 personas o 10 cuando muchas. Pero a nadie se lo he platicado a detalle, sólo lo he mencionado y de las aproximadamente 6 personas, solo una se interesó realmente, pero no es un suceso muy digno de ser platicado, así que no lo hehablado. Algo que he de destacar es que ninguna de esas personas es algún miembro de mi familia, entonces allí me doy cuenta de que no todos nos interesamos realmente por las vivencias ajenas, es más, quizá no muchas personas lean esto, pero si eso sucede, pues agradezco que alguien se interese en lo que pienso…
    Siguiendo con el tema “central”, yo quería tener una vida de telenovela, así que cada vez que escuchaba auna de mis amigas hablarme de lo que le pasaba, sentía un tipo de envidia por lo que en su vida pasaba, pero fue hasta que requerí de temas de conversación cuando me di cuenta de que, todas las vidas son interesantes y dignas de ser conocidas, platicadas, vividas… Por ello, de cada situación que vivo, considero adecuado hacer de ella una historia, narrarla de una forma en la que me sienta orgullosa, en cierto modo, de compartirla con alguien más, de platicar cómo fue que sobre llevé la situación y como salí de ella.
    Escribir, se ha vuelto una de mis pasiones, pasatiempos, formas de vida, razones para vivir.
    Y es que cuando leí el libro que ya he mencionado antes, pude parar a reflexionar y descubrí que cada escritor, plasma sus pensamientos en sus historias, su forma de ser, de pensar, sus conocimientos, su esencia, su personalidad, todo eso, está en lo que escriben, entonces pensé: todo lo que pienso, lo que imagino, lo que soy, alguien lo puede descubrir leyendome y ni hace falta pararse frente a alguien y decirle lo que piensas cuando, en mi caso, lo puedo escribir, lo puedo hacer una historia, lo puedo transmitir a un personaje que refleje lo que está en mi cabeza…
    Puedo seguír escribiendo más y más, pero mis pensamientos son infinitos y sacaré mil historias intentando hacer que quien llegue aquí reflexione acerca de su forma de ver el mundo y no es algo inútil, puesto que quizá alguien se quede con, por lo menos una palabra de todo esto que he escrito, y si diez personas estaban buscando una razón por la cual vivir y de esas, diez, una la encuentra leyendome, será ganancia…

    ¡Suerte a todos los que quieren vivir y buscan razones para hacerlo, de verdad espero que todos encuentren al menos una y si no es así, deseo que las sigan buscando, porque en lo personal, creo que hay más de una y estoy enamorada de la vida, quisiera que ustedes también lleguen a estarlo, que encuentren y den razones por las cuales vivir, yo no les di una en especial porque creo que cada quien merece darse una a sí mismo, porque les podría decir que, abrir los ojos es una razón, pero ustedes podrían considerarla o no, después de todo, cada quien decide por sí mismo!
    ¡Saludos!

  • margarita goméz
    Posted at 07:09h, 06 noviembre Responder

    Mi esposo aún me ama todos los días después de que el Dr. John (matrimonio.de.solutio@gmail.com) me ayudara a recuperarlo, Gilberto y yo tuvimos una relación difícil después de dar a luz a nuestra primera hija. pero hoy estoy muy feliz porque después de la intervención del Dr. John, Gilberto ha cambiado para ser un esposo romántico y amoroso, y estas eran las cosas que mi esposo no había estado haciendo antes. Creo que esto probará a las personas que el Dr. John es un poderoso ayudante espiritual.

  • una kk viviente jaja
    Posted at 16:30h, 03 septiembre Responder

    yo solo quiewro morir jaja v:

  • Jesus castro
    Posted at 12:26h, 15 junio Responder

    Que caso tiene? la importancia es una palabra estúpida. Decir que un objeto tiene significado es materialista. Decir que una persona tiene importancia es una exageración. Decir que tengo importancia es una mentira. Estoy cansado de todo todos los dias me levanto sigo la misma rutina miro a mi familia pelear,reír,etc y solo los miro distante intento acercarme sin embargo lo merezco? la verdadera pregunta es realmente importa? siento que mi presencia es solo una carga para con los que me asocio, me molesto por pensar eso y me voy trato de distraerme saliendo encender un cigarrillo tomar una larga ducha helada escuchando música y funciona pero solo es pasajero., llamo a mis pocos verdaderos amigos y salimos a dar una vuelta o algo tan simple como jugar vídeo juegos solo los observo charlo, opino y doy una sonrisa por mas pequeña que sea. voy a casa a la mañana siguiente caminando y observo a las personas caminando tan felices al verlos no puedo evitar sentir celos enciendo otro cigarro me pongo los audífonos subo el volumen al máximo y los ignoro o al menos trato de hacerlo llego a casa y otra vez inicia la misma rutina ve tras vez me siento tan cansado realmente vale la pena vivir? si muero a alguien le importaría? alguien me extrañaría? la unica razon por la que no me eh suicidado es por que a pesar que no entiendo a la poca familia que tengo no los quiero lastimar sin embargo ya no lo soporto.

    • Frank
      Posted at 04:17h, 21 agosto Responder

      Hola Jesus, solo espero darme entender de la mejor manera posible, espero de verdad ofenderte o algo por que esa no es mi intención, por la forma que hablas, me parece eres joven, entiendo la parte de buscar acomodo en el mundo, la desubicación y hasta puede que la forma negativa de ver las cosas, y no me mal entiendas por favor vale? yo he sentido eso también cuando comenzaba a crecer y no me refiero a cuando tenía cinco años, me refiero a ser joven y joven adulto, encontrar motivos es lo que te hace falta, encontrar tu propio espacio y la gente que realmente te haga sentir, ahora bien. es muy importante encontrar lo que haga feliz, la familia no es seguridad de nada, algunos tenemos la suerte otros no de encontrar gente magnifica a nuestro alrededor. te cuento un poco de mi historia, pues también tengo esa desesperación pero no es nada comparable cunado ya has vivido, lo cual todavía no te ocurre a ti, una cosa es vivir y otra existir…Tuve una adolecencía muy pero muy dificil, aligual que tú no encontraba acomodo y menos cuando se vinieron los problemas familiares a cuesta, soy el último de una familia que todos decían era formidable pero a mi ya no me tocó, viví pura idiotez al grado que todos salieron corriendo de la casa hasta mis padres, por lo que me quedé completamente solo y aprendiendo de la vida por mi mismo, nadie me enseñó a amar, a respetar, pero los libros fueron muy buenos consejeros y compañeros por que no decirlo, salí adelante , encontré un poco de amistad un poco de amor pero bastó para continuar, tuve una carrera, conseguí un trabajo y una familia, unos hijos a los cuales amo como no tienes una idea, pero todo lo perdí, o lo estoy perdiendo. dirás ahí está no vale la pena si después pierdes todo no? pues no, durante todo este proceso fui muy feliz tuve experiencias maravillosas, pero depende de nosotros mismos hacer que esas cosas perduren, escoger bien a nuestra pareja sobre todo, medir los movimientos, pues cuando tienes cincuenta años y pierdes todo eso y ya recuperar parte de eso o recomenzar no teniendo absoluta nada, créeme es cuando en realidad puedes pensar en que ya no vale la pena seguir, pero solo hasta que puedas decir, viví, hice, cree, soñé e intenté, realice, viajé, enseñé, etc. entiendo tu postura y sentimiento, pero a lo negativo solo le gana lo positivo, pero cunado has intentdo hacer algo, en mi caso, ya no encuentro trabajo, ahora que ya no tengo nada, mi pareja me trata horrible pues ella si tiene algo seguro por llamarlo así, voy a perder a mis hijos que es lo único positivo que tengo y por lo único que seguía en pie, me voy a quedar sin techo, sin comida y sin mis hijos, tuve amores, tuve errores muchos, tuve aciertos y disfruté, pero ahora en este momento si, si que me lo estoy pensando que hacer, pero me parece que con todo lo que viví me he ganado el derecho a dudar si vale la pena seguir o no, todavía quisiera hacer varias cosas y podrían ser motivos, el problema es que no consigo nada y me voy a quedar completamente en la calle, familiares ya no tengo, todos lucharon por sus propias vidas y eso es correcto, cada quien contará su vida a su manera y es feliz a su manera, mi única verdadera hermana mayor que yo murió, así que estoy completamente solo, en un lugar horrible con gente horrible que no es mi tierra, sin amigos, sin parientes…pero solo entonces y hasta entonces permítete cuestionarte …vale la pena seguir o no?

      Suerte y espero que encuentres motivos y vivencias nuevas, conoce más gente y cuida tus decisiones y fíjate bien con quien te unes para que no te lleven al precipicio pero vive, hay cosas muy buenas y fantásticas que pueden venir para ti. Tú todavía puedes ver el vaso medio lleno, hazlo vale la pena , solo cuida tus pasos y dalos firmes…

  • Javier
    Posted at 13:46h, 20 abril Responder

    Cuando muramos no nos acordaremos de nada de eso, así que.. ¿qué más da?

    • NAYELI
      Posted at 01:45h, 21 septiembre Responder

      HOLA BUENAS TARDES NECESITO AYUDA NO SE QUE HACER MI ESPOSO NOS DEJO HACE 1 AÑO 3 MESES A MI Y A SUS HIJAS 2 GEMELAS DE 15 AÑOS Y A PASADO EL TIEMPO Y SIENTO QUE TODO ME SALE MAL POR MAS QUE INTENTO SALIR ADELANTE SE ME HACE TODO MUY PESADO. EL LEVANTARME SEGUIR CON MI VIDA YO SE QUE EL NO VALE LA PENA QUE ME DERRUMBE QUE MI MUNDO SE ACABE. PERO ES MUY DIFICIL.. A VECES AMANESCO CON ANIMOS DE SEGUIR ADELANTE POR MIS HIJAS QUE SON MI ILUSION DE SEGUR ADELANTE PERO OTRO DIA DIGO QUE ME PASA YA NO TENGO GANAS DE LEVANTARME NECESITO AYUDA UN TIEMPO ESTUVE VIENDO A UNA PSICOLOGA PERO QUE PUEDO HACER NO ME ALCANZA EL DINERO SE ME HACE MUY PESADO TODO.

  • Benjamin
    Posted at 17:14h, 14 abril Responder

    Que ha sucedido contigo Naxo ?

  • Naxo
    Posted at 11:04h, 07 diciembre Responder

    Tengo 37 años y hace unas semanas perdí a toda mi familia. Me he quedado solo en el mundo. Con mil problemas por gestionar y sin ánimos por seguir adelante. Mi madre lo era todo, he vivido los últimos años por ella. Y ahora que?

Post A Comment

Example Dialog Text