11Sep
2016
Escrito a las 12:48 pm

¿Quieres más información sobre este tema- ¿O saber cuándo serán mis próximas conferencias y cursos-

Foto by ElrinconDelTibet.com

Foto by ElrinconDelTibet.com

Uno de los mayores obstáculos que impiden avanzar a muchas personas y salir de repetitivas espirales negativas es precisamente la adicción a los problemas.

¿A qué me refiero con ser adicto a los problemas?

Obviamente no es porque a alguien le encante tenerlos (lo dudo mucho), sin embargo hay personas que, como si fuese una verdadera adicción, no dejan de hablar de ellos y consiguen que ese hábito se convierta en el verdadero problema.

El dilema es que cuando más hablamos de los problemas, más nos sumergimos en ellos. ¿Por qué? Muy sencillo: no hablamos de soluciones o alternativas, de manera que aquello que nos preocupa se enquista y llega a parecer algo perpetuo, como algo que nos persigue y de lo que no podemos librarnos.

¿Qué necesidad satisface ese hábito? La necesidad de sentirse escuchado y sentirse comprendido. Es una forma de sentir que “importo”… Porque si tengo un problema lo suficientemente grande, los demás no van a ser tan malos o tan indiferentes como para no escucharme.

En ocasiones también es una forma de eludir la responsabilidad y hacerse la víctima, porque generalmente al contar el problema siempre hay algún culpable, alguna circunstancia, alguna injusticia, algo que justifica el porqué de esa situación que nos aflige. Es una manera de decir al mundo no es mi culpa.

En ningún momento, ni por lo más remoto, me refiero a no escuchar o a ignorar los problemas. Si así fuese, entonces al igual que los miedos, estos nos perseguirían y se harían más grandes. Los problemas hay que enfrentarlos con todo el coraje y determinación posible, porque es entonces cuando comenzamos a tomar el control de nuestra vida.

En realidad me refiero a cuidar el lenguaje, porque tus palabras te colocan en ese estado mental y emocional. Me refiero a no estar siempre hablando de los problemas como tema central, y sí a centrarse en las posibles soluciones, en alternativas, en lo que sí podemos hacer para mejorar y enfocarnos en lo que sí está a nuestro alcance.

Creo que tenemos que escuchar menos a los que siempre están hablando de lo mal que están las cosas o que no hacen más que criticar y destruir sin aportar nada, salvo la queja. Por lo tanto, dejemos más sitio a la gente que habla de cómo las cosas pueden llegar a ser, a los que aportan alternativas, esperanza, ideas, u otra visión de lo que sí es posible.

Necesitamos personas que sean un ejemplo personal, que sean fuente de inspiración. ¿Quiénes son los modelos a seguir? ¿Quiénes son el ejemplo? Necesitamos historias de superación, inspiración para crear una nueva visión, personas que creen en lo que sí es posible.

En mayor o menor medida, cada uno de nosotros tenemos una influencia en nuestro entorno y en la sociedad. Esa influencia puede ser positiva o negativa, restar o sumar, generar indiferencia o esperanza. Cada uno de nosotros tenemos esa responsabilidad, porque eso que está ahí fuera que llamamos sociedad, eso que queremos que mejore, también somos tú y yo.

Sé una influencia positiva para los demás porque así también te llegará el reflejo de lo que das.

¿En qué lado estás? ¿Qué aportas y cómo influyes? Déjame tu comentario porque me gustará leerlo y conocer tu opinión al respecto.

¿Te ha gustado este post-

4 comentarios

001
Carlos Andrés
12.09.2016 a las 19:44 Enlace Permanente

Hola Javier.
Gracias a estos aportes he comprendido mi estado mental , espiritual y sentimental , he comprendido que para brindar algo primero debo ser alguien, es decir, ser mi propio yo , debo amarme para luego brindar amor , primero ser mi luz para poder iluminar el camino de los demás.
Esto que nos compartes hoy es fundamental para desactivar el piloto automático que muchas veces no para de quejarse.
Mi mente esta centrada en lo que si es posible , gracias a Dios por irme mostrando el camino que debo recorrer, y a ti por ser un guia en el camino.

Saludos desde Colombia .

002
Iñaki
13.09.2016 a las 11:32 Enlace Permanente

Buenos días Javier,me alegro de recibir tus Correos,los comentarios que escribes me parecen ideales,muchas veces el mayor obstáculo es el Orgullo de muchas personas,de todas formas la sociedad la veo más individualista,el YO como principio esta imperando,quieren resultados inmediatos,te contaría algunas historias,espero asistir a alguna de tus charlar o coloquios,sin más de momento un saludo.

003
javieririondo
26.09.2016 a las 16:45 Enlace Permanente

Hola! Muy pronto haré un taller en Madrid. Como ya estás suscrito en el blog, te iré informando. Un abrazo grande!

004
javieririondo
26.09.2016 a las 16:45 Enlace Permanente

Gracias a ti por leerme y dedicarme un trozo de tu tiempo.
Abrazo desde España!
Javier

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal