14May
2016
Escrito a las 7:02 pm

Querido Miedo,

Quiero decirte algo. Algo que acabo de descubrir…

Hasta ahora me tenías engañado, me decías que me protegías, me hacías pensar que me frenabas por mi propio bien, te empeñabas en advertirme que soñar era peligroso. Me intentabas convencer que era mejor si no lo intentaba, insistías lanzando tus temores para que no me hiciese ilusiones porque así -supuestamente- me evitabas sufrir nuevas decepciones.

Pero lo único que has logrado ha sido frenarme; me has impedido crecer y vivir como realmente quería, me has paralizado ante las grandes oportunidades de mi vida. Una y otra vez me has susurrado al oído para que no lo intentase, ya que así no fracasaría, pero he descubierto que el único fracaso es no haberlo intentado. Al final es lo único de lo que me arrepiento: de no haberlo intentado con todo mi corazón, porque eso me ha impedido descubrir mi potencial y averiguar todo lo que verdaderamente soy capaz de hacer.

Me has robado muchos sueños, esperanzas e ilusiones. Has lanzando tus constantes dudas sobre mis capacidades, me has robado muchos años y parte de mi vida. Pero esto se acabó, porque ahora comprendo que eres mi mayor enemigo, en vez de mi protector como me tenías convencido.

A partir de ahora, cada vez que invadas mi mente con tu preocupada y amenazadora voz, cada vez que aparezcas en mi vida con tus dudosas sugerencias, con tus temores sobre lo que puedo o no puedo hacer, con los miedos de siempre, con las posibles consecuencias, -y a ti te hablo miedo-,  ya no serás la excusa, sino que serás el motivo para hacerlo.

No voy a huir más de esos miedos, de esa mentirosa  y negativa imaginación destructiva. Ya no acepto  las limitaciones que hasta ahora me has impuesto. A partir de ahora, esa energía que me empequeñecía y me hacía huir se convierte en mi razón. Ahora serás mi causa y mi propósito: el de jamás volver a detenerme ante tus mentiras y así enfrentarme y superar  todos mis miedos.

Sí, te hablo a ti miedo. He descubierto que no eres tan fuerte, que cuando me enfrento a ti te haces muy pequeño. He descubierto que no eres real, que tan sólo eres un mal pensamiento.

Me despido viejo amigo, me engañaste con tus mentiras, pero ya no te creo, así que te digo adiós, a ti, querido miedo. Sí, te digo adiós y además, me voy con alguien que no te cae muy bien, me voy con mi nueva amiga,  la determinación; y me despido porque con ella me voy en busca de mis sueños.

¿Te ha gustado este post-

5 comentarios

001
María Columna
16.05.2016 a las 09:12 Enlace Permanente

Buenos días Javier, agradezco a mi miedo instintivo pues el si que me ha avisado del peligro en el aqui y ahora, que es el único que puede existir. Muchas veces me he preguntado que va primero si la cibardia o el miedo, acaso utilizar el miedo al futuro no es una invención para justificar la cobardia interna…..
Buenoooo ya me estoy enrollando jajaja, buena semana.
MUUUAAAAAAAA

002
lUCÍA
16.05.2016 a las 12:56 Enlace Permanente

Hola Javier

003
Lucía
16.05.2016 a las 13:03 Enlace Permanente

Hola Javier, ¿qué tal?- Bonita carta la tuya y que valiente por tu parte. Yo aún no me atrevo pero cada día voy dando un paso hacia delante y costándome lo mio no creas. Es verdad eso que dices de que el miedo frena a las personas a seguir adelante con lo que tenían planeado y les frena de seguir soñando, es verdad, porque yo lo sufro como tantas otras personas. No es fácil plantarle cara, sobre todo cuando el viento no sopla en la misma dirección, eso ayudaría un poco, pero bueno, seguimos en la lucha.
Gracias por ser hoy ese viento que empuja con fuerza y que nos ayuda a dar un pasito más.
Un abrazo y feliz semana.

004
Mayca
16.05.2016 a las 13:11 Enlace Permanente

Hola ,la verdad que es buenísima la carta , amable, simpática y con argumentos pero con mucha entereza y determinación se le planta cara al monstruo que nos persigue toda la vida por un motivo u otro.Es genial echar de nuestra vida algo que nos perjudica y no nos deja ni fluir,sentir ni vivir en libertad,siendo nosotros mismos y coherentes con nuestra esencia .El tiempo pasa y no espera por nadie ,además yo como madre de adolescentes se que debo darle ejemplo en esto como en todo y el otro día tuve ocasión de comprobarlo:tenía que afrontar un miedo y decir NO a un tema laboral y me daba miedo la reacción de los otros,una vez superado le transmitía a mi hijo de 16 años como me sentía después de afrontar el miedo y creo que mi ejemplo le fue útil para afrontar su miedo para hacer un examen de B1 oral de Francés que supo afrontar con éxito y sentirse luego contento con él mismo.
Muchas gracias y feliz semana!!
Un abrazo

005
maria
16.05.2016 a las 15:00 Enlace Permanente

hola!
grandisima carta, que verdad!!!
He aprendido que con el miedo , respiro profundo y me digo: para delante! y ahí voy
A veces lo paso fatal pero me siento bien sabiendo que he dado el paso y me enfrento a el.
y asi… poco a poco , sin prisa pero sin pausa , avanzo
gracias !!

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal