15Abr
2016
Escrito a las 9:26 pm

Si quieres estar informado de todas mis conferencias, mis talleres o simplemente estar más en contacto directo conmigo, suscríbete en mi blog. Alguna que otra sorpresa te llegará al correo ?

Captura de pantalla 2016-04-15 a las 21.18.17La autodisciplina es el camino más corto a la libertad y a la conquista de uno mismo. Cuando tenemos disciplina y dejamos de aplazar las cosas para otro momento, cuando hacemos lo que sabemos que tenemos que hacer y lo que es mejor para nosotros, aunque nos cueste, aunque sea difícil o incluso sea doloroso, es entonces cuando comenzamos a ser dueños de nuestro destino.

Somos más libres y aumentamos la sensación de dirección y sentido en nuestra vida cuando dejamos de ser víctimas de la supuesta libertad de hacer lo que nos apetece, llegando a abandonarnos pensando que es una elección, cuando en realidad es la dejadez o la desidia disfrazada de seductora libertad, haciéndonos prisioneros, impidiéndonos avanzar hacia donde realmente deseamos.

La disciplina te llena de fuerza interior, ahuyenta los miedos y la dejadez; aumenta la determinación y la convicción de lo que podemos hacer y lograr. Esa autodisciplina es lo que te hace ser dueño de ti mismo y de tu destino, es lo que convierte sueños en realidades.

Esa autodisciplina brota de dos fuentes diferentes. La primera es la consecuencia de encontrar un porqué lo suficientemente grande, un sueño que nos inspira, de una gran visión, no de cómo las cosas son, sino de cómo pueden llegar a ser. Nace del poder de una decisión, de un compromiso con uno mismo para pagar el precio del esfuerzo.

La segunda fuente es el dolor. Surge del miedo, que es el mayor motivador, aunque muchos no lo entiendan así. La realidad es que el ser humano es capaz de hacer mucho más por evitar el dolor y el sufrimiento que por lograr un sueño. Esa disciplina y esa necesaria determinación a veces nacen de la presión y del posible dolor provocado por las consecuencias de no reaccionar y no cambiar.

Tanto sea por una motivación negativa o positiva, esa autodisciplina es necesaria porque te hace poderoso, te hace libre. Esa determinación rompe con la esclavitud a la que nos someten los miedos, la apatía y las dudas.

La cuestión es cómo encontrar la fuerza interior y la determinación; el poder emocional para romper el caparazón de las dudas que en ocasiones nos aprisionan. Para volver a sacar el guerrero que llevamos dentro, cambiar nuestra actitud y nuestra visión, para salir de donde estamos y ver las cosas como pueden llegar a ser.

2 comentarios

001
María Columna
16.04.2016 a las 20:41 Enlace Permanente

No estoy muy segura que evitar el dolor, sea el camino, al igual que lo que te mueva sea el miedo sea la forma, más bien es un espejismo.
De lo que no dudo es de que la autodisciplina es un punto clave.
Gracias Javier, espero verte el día de S Jordi, MUUUAAAAAAAA

002
Lucía Vázquez Fernández
18.04.2016 a las 10:59 Enlace Permanente

Estoy de acuerdo. La base de todo éxito en la vida es la disciplina, la voluntad y el esfuerzo personal. Nada es fácil en esta vida. Pero al final, cuando logras tu meta, se ven recompensados todos tus esfuerzos y es ahí dónde empiezas a sentirte satisfecho y te sientes plena y orgullosa de tus logros. Un abrazo Javier y muchas gracias por tus consejos, por compartirlos con tod@s nosotr@s.

Dejar un comentario

Pin It on Pinterest

Share This
  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal