¿Cuánto te quieres? | El blog de Javier Iriondo
Cuánto te quieres, por Javier Iriondo

¿Cuánto te quieres?

Hay una asignatura fundamental que deberían enseñarnos desde pequeñitos: el amor a uno mismo. Ese respeto debería comenzar en el centro de educación más importante -en casa- y debería comenzar por el ejemplo de unos padres que se quieren y se respetan a sí mismos.

No podemos olvidar que como padres somos un ejemplo que nuestros hijos imitan, así que pon atención no solamente a lo que dices, sino a todo lo que haces porque ellos te observan todo el tiempo. Podríamos decir que los niños escuchan con los ojos y, si los padres son un buen ejemplo, los niños no necesitan tantas explicaciones.

Si en la infancia nos hubieran dado las pautas básicas de amor hacia uno mismo, hoy nuestra autoestima estaría en su sitio, es decir, no tendríamos que aprender a querernos y respetarnos. Tampoco tendríamos que justificar por qué nos queremos; nadie se extrañaría si te atrevieras a decir en alto soy bueno en esto; no te sentirías un bicho raro cuando todo el mundo te mirara diciendo éste quién se cree que es. Sin embargo, a nadie le sorprende si destacas algo negativo sobre ti mismo, eso parece más normal y lo aceptan sin más.

A veces creo que tenemos un cable cruzado o algo así, ¿qué opinas?

 

Tal vez si todos fuéramos un poquito más honestos con lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos, eliminaríamos un conflicto interno importante que no nos permite tener una seguridad y certeza de que soy lo mejor que tengo. Por lo que esta semana te propongo que intentes valorar con respeto y comprensión lo mejor que tienes en tu vida: TÚ.

Te aseguro que no es necesario que logres algo grandioso primero. No necesitas demostrar nada a nadie.

Por tanto, ¿qué tal si te haces el regalo de quererte y valorarte un poco más? Tan sólo tienes que decir… gracias, lo acepto.

 

Suscríbete en el blog de Javier Iriondo

¿Cuánto te quieres?
5 (100%) 1 vote

2 Comments
  • Laura
    Posted at 23:37h, 13 octubre Responder

    Que importante es la honestidad sobre todo con uno mismo.
    Gracias Javier, lo acepto.
    Ahi vamos creando nuestro propio destino en tu curso online…
    Un fuerte abrazo,
    Laura

  • María Columna
    Posted at 13:38h, 12 octubre Responder

    Que raro no ne ha llegado el correo-e, lo he visto en twiter jaja
    Coherencia, es la palabra que me ha salido al leer tu reflexión
    Gracias Javier MUUUAAAAAA

Post A Comment

Example Dialog Text