El paso del tiempo

El paso del tiempo

El tiempo lo transforma todo con su paso. Es una lenta  -y a veces imperceptible- adaptación al entorno que lo rodea.

Esa es la reflexión que se ha cruzado por mi mente según observaba todo a mi alrededor, a solas en una minúscula cala a las siete de la mañana, alejado de todo lo que tiene que ver con la civilización. Hasta la roca más dura es transformada, sacudida por las tormentas de la vida, erosionada y suavizada por el baile de las olas y las caricias del viento a través del tiempo.

Todo parece integrado, adaptado al entorno, y ese es el poder y la influencia de todo lo que nos rodea. La cuestión es si eso que nos rodea nos ayuda a esculpir nuestra vida en la forma y modo que deseamos, para acercarnos hacia aquello que soñamos y realmente queremos.

Feliz semana.

El paso del tiempo
Vota este artículo

5 Comments
  • marga
    Posted at 17:49h, 20 julio Responder

    hola, si el paso del tiempo es implacable, no perdona a nadie, y así como a la roca, el paso del tiempo nos va moldeando…y descubriendo de que pasta estamos hechos…la gran mayoría barro común, sólo a algunos, muy pocos, los pule como diamantes…les va sacando aristas para dejar al descubierto la piedra preciosa, ese es el proceso natural, pero a veces se trunca…y el proceso termina, inesperadamente, afortunados los que ven pasar el tiempo,..y lo aprovechan para pulirse, pese al dolor que pueda generar, no es un proceso gratuito.. creo que .requiere tesón, valor, audacia, honestidad……!.Vaya habitación con vistas, jajaja, cinco estrellas…y pantalla gigante!!!Disfruten mucho, gracias por hacernos pensar… gracias por tu tiempo, Javier;)

  • Marcela
    Posted at 13:25h, 20 julio Responder

    Tenemos q aprender y aceptar los cambios q siempre nos aporta algo positivo…aunque al principio nos de miedo…es parte de nuestro crecimiento personal…
    Gracias Javier

  • Rosa
    Posted at 10:26h, 20 julio Responder

    Magnífica reflexión!!

  • Txema Martín
    Posted at 08:32h, 20 julio Responder

    Dependiendo de como intregremos lo que nos rodea, dependiendo de cual es nuestro discurso interno es cómo esa roca suavizada o sacudida por las olas o como es acaracidada o abatida insistentemente por el viento.

    Aunque también es muy importante tener consciencia de que efectivamente ese lenguaje está ahí, porque es a partir de ahí cuando podemos empezar a cambiar lo que no tenemos y no deseamos tener.

    Gracias por compartir las fotos del viaje. Me ayuda a visualizar para la próxima vez, que en esa sí te que os acompañaré. Besos y abrazos. Disfrutad.

  • María Columna
    Posted at 08:14h, 20 julio Responder

    Buenos días Javier, el cómo y lo que hacemos con ese cómo de lo que nos rodea es lo que en realidad nos empodera o debilita, de nuevo todo esta en uno.
    A disfrutar!!!!
    MUUUAAAAAA

Post A Comment

Example Dialog Text