Lo siento, pero tienes razón

A.A. Milne (1)Cuando ante alguien, o ante ti mismo, argumentas justificando todas las razones por las cuales te encuentras en la situación actual, cuando razonas explicando toda una serie de disculpas y motivos para demostrar porqué no has conseguido aquello que querías, porqué estás dónde estás, cuando justificas una situación debido a las circunstancias con toda la certeza del mundo, en tu interior siempre ganarás esa discusión. Pero también siempre te quedarás con ellas, con las excusas, los motivos, las razones o como le queramos llamar.

¿Puede el lenguaje que utilizamos atraparnos  en determinados estados emocionales?

Por supuesto que sí, es como una inevitable autoprofecía, porque el lenguaje que utilizamos nos coloca en ese estado mental. Si constantemente estamos hablando del problema, de las dificultades, criticando y utilizando de manera habitual un lenguaje negativo y pesimista, hablando de todo lo que está mal y no funciona, ese hábito nos ancla a toda una serie de emociones y expectativas negativas. Ese será nuestro particular mundo en el que nos hallaremos, ya que ese será el estado mental y emocional predominante en nuestro interior.

¿Por qué lo hacemos si sabemos que tiene consecuencias tan negativas?

Porque el ser humano tiene la necesidad de sentirse inocente: “yo no he sido, alguien tiene la culpa de mi situación, yo no soy responsable de todo esto”. Tenemos la tendencia de buscar culpables, tanto si son personas o circunstancias. Es una destructiva manera de sentirse aliviado y rebajar el nivel de responsabilidad, pero si no te sientes como parte del problema, tampoco puedes ser parte de la solución. Sólo aquellos que se hacen responsables de su propia vida tienen el poder de cambiarla.

Continuará…

P.D.- Recuerda que si te suscribes en el blog recibirás mi eBook Las 5 claves de la fortaleza mental, además de tener información de todas las actividades que desarrolle a lo largo del año. Te espero ?

6 Comments
  • Lo siento, pero tienes razón (II Parte) - El blog de Javier Iriondo
    Posted at 16:09h, 12 julio Responder

    […] Yo no he dicho que lo sea, pero estoy bastante harto de escuchar esa frase. ¿Recuerdas cómo empezaba este artículo…? Lo siento, pero tienes razón. […]

  • Trini
    Posted at 15:09h, 06 julio Responder

    Gracias por esta reflexión que debemos aplicar siempre!
    Leídos los comentarios anteriores al mío me quedo sin palabras, me emociona pensar que todavía quedan personas como tu Javier que puedes ayudar a tanta gente porque vivimos en una sociedad que cada día más se mira hacia otro lado y encontrar personas que su pasión sea el ayudar a los demás me llena de alegría. Gracias!

  • Beatriz
    Posted at 12:38h, 06 julio Responder

    Un nuevo día y una vez más dando gracias a la vida por a verte encontrado.

    Gracias por recordarnos que la manera en la que pensamos se traduce en emociones positivas o negativas y como resultado en actos.

    Tus reflexiones me aportan mucho , gracias .

    Un abrazo.

    Y que pases una feliz semana.

  • Monica
    Posted at 10:49h, 06 julio Responder

    Gracias, ha sido un paso de gigante en mi vida. Siento que vuelvo a empezar y con is propias herramientas (no con pastillas y vengas diagnósticos).

    Siento, que yo puedo crear mi propia vida, esa que llevo buscando tanto tiempo y no sabía como hacerlo.

    Gracias por Aparecer en mi camino, tengo 55 años y llevo luchando desde los 27 , para salir adelante. Gracias por hacer tanto bien, por enseñarnos, por ponernos en un camino.

    Gracias a los que te traen cerca, a mi marido, que siempre ha estado ahí, cuandoyo pensaba que con lo que me pasaba ya nadie podria quererme.

    Gracias por sabe darme gracias a mi misma, por lo que tambien he conseguido en estos años, me quisieron dar la invalidez y la rechacé y hoy en día trabajo y soy socia en una empresa pequeña. Ahí estoy.

    Gracias por tantas cosas.

    Tu taller ha sido un renacer de nuevo y a seguir montando peldaño a peldaño mi nueva vida.

    He sido una persona super alegre (me llaman campanilla), pero dentro de mi estaba esa limitación, que en el fondo me llenaba de amargura. GRACIAS por ayudarme a soltar amarras.

    Te diría muchas más cosas, tantas….. me quedocon ese 5 de JULIO DE 2015, DONDE NACÍ DE NUEVO

  • María Columna
    Posted at 09:09h, 06 julio Responder

    Buenos días Javier, ¡es es el punto!!! jajaja y regreso a mi frase favorita ¡y todo empieza con una decisión!
    Decidir Ser responsable de tu vida puede empezar por algo tan sencillo y al mismo tiempo tan potente, darte cuenta que respiras, ¡parar! a disfrutar de tu respiración te trae al aquí y ahora, lo único que existe y donde todo es cómo tiene que ser.
    Gracias por tus reflexiones semanales
    MUUUAAAAAAAAAAAAAAAAA

  • Puri-Donosti
    Posted at 23:27h, 05 julio Responder

    El abrazo recibido y el agradecimiento,ya estan hechos. Sin embargo,quiero volverte ha agradecer,lo vivido en el dia de hoy en el taller de Orio.Creo que me apunte de las primeras, llena de ilusiones y sabiendo que me iba a aportar,experiencias muy positivas.En la espera de tu llegada a tierras vascas y dos dias antes,fallece de forma repentina,una hermana mia que se une,al dolor que yo ya voy superando por una ruptura de pareja bastante dolorosa.A pesar de esas circustancias,lo que he vivido en el dia de hoy lo voy a guardar muy dentro de mi porque van a ser mis herramientas para ir creciendo emocionalmente.Javier,esta tarde he sentido tu cercania y me he sentido plena.Un abrazo y te animo a seguir en este tu camino para mostrarselo a quien quiera escucharte.Cuidate

Post A Comment

Pin It on Pinterest

Share This
Example Dialog Text