David subió a la furgoneta, le indicó la dirección de Alex al conductor y se pusieron en marcha. Aún no daba crédito a lo que había sucedido. Era incapaz de borrar la sonrisa de su cara. Tenía el libro marrón de vuelta en las manos. Miró hacia atrás, y sonrió aún más al ver que también tenía un precioso cachorro de labrador. Y acababa de conocer a una mujer increíble que lo tenía absolutamente fascinado. Sentía una inmensa felicidad interior que parecía querer explotar, estaba flotando en su asiento y no podía borrar la imagen de Victoria de su mente.

Abrió la mochila y sacó el preciado libro. Lo acarició, preguntándose si toda esa situación era una misteriosa jugada del destino.

Nuevamente puso el libro en su pecho. Sintió como si tuviese un tesoro de incalculable valor en las manos. Lo abrió con los ojos cerrados. El encabezamiento decía: “La esperanza”, y comenzó a leer:

LA ESPERANZA

Cuando la oscuridad te rodea en pleno día.

Cuando la luz de la esperanza se desvanece en la distancia.

Cuando la soledad se convierte en tu indeseado compañero.

Cuando buscas comprensión y sólo aparece la indiferencia.

Cuando lo has dado todo y nada funciona.

Cuando gritas en tu interior y sólo el silencio te escucha.

Cuando el pasado pesa demasiado y el futuro juega al escondite.

Cuando pierdes lo que más importa, además de la confianza.

Cuando algo tiene que morir, para que algo nuevo vuelva a nacer.

Cuando lo has perdido todo, ya sólo puedes ganar.

Cuando las cosas vayan mal,

no te vayas con ellas.

Quédate conmigo,

soy la esperanza.

David cerró el libro con delicadeza y reflexionó sobre lo que acababa de leer. Era como si en ese momento Joshua le hubiese dicho: “Tienes que seguir creyendo que todo es posible.” Sintió que eso era lo que perdió al perder el libro, la esperanza, y que eso era precisamente lo que uno nunca debe perder.

Un lugar llamado destino, página 106…

P.D.- Nos vemos el próximo 28 de marzo, en Valencia. Un taller para tomar decisiones y ser dueño de tu destino. Un abrazo muy fuerte.

www.rumboaunnuevodestino.com (6)

2 comentarios

001
María Columna
09.03.2015 a las 08:21 Enlace Permanente

Buenos días Javier, me gusta recibir puntual cada lunes parte de tus reflexiones y por tanto de ti, gracias por compartir-te jajaja.
No solo por mi profesión también personalmente he vivido y acompañado a muchos procesos de duelo y hace ya tiempo me di cuenta que no “tenemos” nada, quizás la opción de disfrutar y aprender de lo que nos rodea.
Buena semana y espero que todos disfruteis de la nueva aventura del curslo online.
MUUUAAAAAAAA

002
Marga
10.03.2015 a las 20:41 Enlace Permanente

Hola, una de las páginas que está marcada en mi libro: el poema de la ESPERANZA tiene profundiad, fuerza, belleza y las palabras de Joshua; ” tienes que seguir creyendo que todo es posible”, son las que me repito cada mañana…muchas gracias Joshua!!!!!!Para no perderse ni una sola de tus palabras y esperamos que vuelva… (Josua) de alguna forma en el tercero de la (¿) trilogía(?) es broma!!! Buenas noches ;))

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal