Anthony Robbins: mis 6 días con él | El blog de Javier Iriondo
Mis 6 días con Anthony Robbins

Anthony Robbins: mis 6 días con él

¿Cómo se pueden explicar en palabras los sentimientos más intensos y profundos? ¿Cómo explicar en palabras los 6 días que trabajé en uno de los seminarios más importantes de Anthony Robbins? En realidad es algo muy difícil de hacer, porque hay cosas en la vida que no pueden ser contadas; o incluso, no tienen sentido al ser contadas. Son experiencias que  hay que vivir y sentir en toda su intensidad para poder comprenderlas.

Una semana en “Date with Destiny” con Anthony Robbins

Esta semana pasada en Florida, en el curso de Date With Destiny (“Cita con el destino”) de Anthony Robbins, he tenido el privilegio de aprender, disfrutar y sentir durante 6 días consecutivos (en jornadas de alrededor de 14 horas diarias) las emociones y experiencias más intensas imaginables.

Éramos 3.000 personas de 71 países distintos, de todas las razas y creencias. Personas llegadas de todos los rincones del planeta, cada uno con su particular situación, y todos con un punto en común: todos buscábamos algo. Todos buscábamos el propósito de nuestra vida.

Todos buscamos cómo mejorar, cambiar o progresar en algún área de nuestra vida. Mejorar nuestra calidad de vida emocional, nuestra fortaleza mental, nuestras relaciones; cómo mejorar en nuestros trabajos, negocios; cómo tener más seguridad, sentirnos más felices, más plenos, encontrar un propósito o un mayor sentido en nuestra vida. No importa el país, ni  las creencias: todos buscamos lo mismo porque somos más parecidos de lo que pensamos y porque en realidad somos nuestras emociones.

¿Qué he visto y aprendido esta semana con Anthony Robbins?

He visto personas con un pasado dramático y cruel. Personas que han pasado por inhumanas y denigrantes situaciones por las que ningún ser humano jamás debería pasar; personas que han sufrido momentos difíciles, personas llenas de un profundo dolor que habían perdido toda la esperanza. He visto crisis de pareja, donde sus protagonistas sufrían rotas a pesar del amor por la falta de comprensión de su mundo interior.

Estos días con Anthony Robbins he visto muchas personas y situaciones que en principio parecían irreversibles. Pero, una vez, más he podido comprobar la enorme capacidad para superar el miedo al cambio de cualquier persona independientemente de su pasado, de las circunstancias y de su situación en el presente.

He podido comprobar cómo un problema se puede convertir en una oportunidad, cómo el dolor se puede transformar en fortaleza; cómo el miedo se puede convertir en coraje; cómo las dudas desaparecen y se convierten en convicciones. He visto cómo lo que parecía el final, puede ser un nuevo y gran  inicio. Y, sobre todo, cómo Anthony Robbins consiguió que la desesperación se convirtiese en esperanza e ilusión.

Una vez más he visto la grandeza del espíritu humano, la necesidad de conectar, de ser más auténticos, más humanos, más cercanos. He visto con mis propios ojos el poder de la vulnerabilidad. Cuando aceptamos, perdonamos, cuando soltamos el pasado y dejamos de repetirnos nuestra vieja historia, todo cambia en el presente; miramos al futuro con otros ojos, con esperanzas y energías renovadas.

He visto y comprobado una vez más la capacidad de cambio y progreso del ser humano. De manera que si te preguntas ¿puedo cambiar, puedo mejorar? Con absoluta certeza, la respuesta es un rotundo ¡¡SÍ!!.

Las circunstancias del pasado no determinan el futuro porque el presente no equivale al futuro. No importa lo que ha pasado, sino lo que podemos hacer que suceda; que el cambio y el progreso están más cerca de lo que parece; que hay que creer en uno mismo y mantener la esperanza; que hay que soñar y lanzarse a por esos sueños.

⭐️⭐️⭐️ Cree en ti mismo/a #felizmiercoles

Una publicación compartida de Javier Iriondo (@jiriondo1) el

Por eso sé que tengo que seguir aprendiendo para poder hacer más, ayudar más, inspirar más. He aprendido que soy alguien afortunado por tener el privilegio de haber tocado algunas vidas con mis libros, mis cursos de crecimiento personal, así como con mis conferencias motivacionales. Me considero un afortunado ya que, probablemente y por lo menos para mí, es el mejor regalo que puedo recibir.

Por todo ello gracias, Anthony Robbins.

Y sí, sí se puede.


 

Suscríbete en el blog de Javier Iriondo

Anthony Robbins: mis 6 días con él
5 (100%) 1 vote

4 Comments
  • Eva María Bernal
    Posted at 13:16h, 17 julio Responder

    Hola, imagino que lo sabes, pero por si acaso te comento que Netflix ha sacado un documental precisamente del evento en el que tú estuviste. Yo estoy viéndolo y la verdad que es impresionante. Se titula “No soy tu grupo” Un saludo!

    • javieririondo
      Posted at 12:16h, 05 septiembre Responder

      Sí lo sé. De hecho, habrás visto algún plano en el que salgo 😉 Fue una experiencia inolvidable.

  • Verónica
    Posted at 10:28h, 04 enero Responder

    Gracias Javier, por ser una persona que trasmite tan buenos sentimientos, por ser con tus libros, una herramienta en mi caminar de la vida, porque tus libros son como el libro marrón,abrir una página al azar,te muestra justamente lo que necesitabas leer…o saber….Es cierto, nosotros somos una llave inagotable de energía,sobretodo cuando lo hacemos desde el corazón….
    Gracias,gracias,gracias!…Aloha!

  • María Columna
    Posted at 20:24h, 18 diciembre Responder

    Gracias Javier, no importa las veces que se lean palabras parecidas o incluso iguales, la energía que transmiten no es la varia en cada momento, tanto de quien la trasmite como del receptor.
    MUUUAAAAAAAAAAAAAAAAAA

Post A Comment

Example Dialog Text