22Feb
2012
Escrito a las 4:54 pm

En ocasiones hay una parte de nosotros que inconscientemente procuramos esconder, algo que sentimos o creemos en nuestro interior y que consideramos negativo. Algún miedo psicológico, algo en nosotros que no aceptamos o  no queremos que los demás vean o conozcan, porque suponemos que puede provocar una reacción negativa o un rechazo, algo que nos da vergüenza o miedo, porque asumimos que si los demás descubren esa parte de nosotros, seremos menos valorados ante sus ojos y tememos perder esa conexión

Podríamos dividir en dos grupos, a las personas que tienen un sentido de conexión, de empatía, que se sienten merecedores y los que se pasan la vida buscando esa sensación.

La diferencia entre  aquellos que si se sienten merecedores, logran conectar con esos sentimientos, es porque creen que lo merecen y se aceptan a sí mismos tal como son, a pesar de sus defectos, como los tenemos todos, mientras otros creen que tienen que alcanzar ciertos logros para sentirse merecedores y si no los alcanzan se castigan a sí mismos y sufren sin poder sentirse merecedores  o dignos,  y no se aceptan totalmente. Lo que equivale a sufrimiento, mientras que aceptarse significa quererse.

Aquellos que se pasan la vida intentando ser otra cosa distinta de lo que son, aquellos que pretenden aparentar ser lo que no son, se están auto condenando al vacio. Mientras que los que tienen la valentía de mostrar sus defectos e imperfecciones, aquellos que se muestran como verdaderamente son,  aquellos que muestran su vulnerabilidad, son más humanos, más cercanos, viven una vida más rica y plena, tienen la capacidad de conectar.

Estos últimos tienen la capacidad de aceptar la vulnerabilidad porque no pretenden ser héroes, ni pretenden impresionar a nadie, y es precisamente esa aceptación de su ser y su humildad, lo que  les ofrece su grandeza

ERES SUFICIENTE, ERES MERECEDOR.

Dejar un comentario

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal