lecciones de vida

Hoy he recibido un mensaje que me ha transportado unos años atrás en mi vida. Era el mensaje de alguien que ha dado grandes cambios positivos, que estaba haciendo un gran esfuerzo, se estaba superando y creciendo en todos los sentidos, pero que debido a terceras personas de pronto… su mundo se ha derrumbado.

¿Te suena la historia? No sé si te ha ocurrido algo así, pero desde luego que a mi sí, por lo que puedo hablar desde la experiencia personal (han sido unas cuantas) y en realidad es de ahí de donde nacen mis libros. Por ello, aquí está la respuesta a ese mensaje y las 5 lecciones de vida que hoy quiero compartir contigo.

Sé muy bien de lo que hablas…

porque después de haber caído en lo más profundo de muy joven, después de haberme levantado, reinventado y triunfado, años más tarde mi mundo se derrumbó y lo perdí absolutamente todo.

Tras invertir cinco años de mi vida viajando constantemente a Brasil e invertir un montón de tiempo, dinero y esfuerzo trabajando en un proyecto, debido a terceras personas lo perdí todo. Cinco años de trabajo se fueron a la basura, me quedé en la ruina y tuve que comenzar de cero. Seguir Leyendo

propósitos de año nuevo

 

¿Se ha evaporado la euforia de los nuevos propósitos de año nuevo? Creo que todas las personas queremos mejorar en algún área de nuestra vida, queremos progresar, lograr o cambiar algo, o muchas cosas a la vez… Por ese motivo -como si de un gran clásico se tratase- con el cambio de año millones de personas piden sus deseos, sueñan y proclaman sus nuevos propósitos llenos de buenas intenciones; en ocasiones, con una copa de champán en la mano y grandes esperanzas en el corazón.

Desgraciadamente esa energía y esas ilusiones pierden fuerza como el gas del vino espumoso, o puede que algunos -tras la resaca- ni se acuerden de esos grandes propósitos. Lo cierto es que generalmente todos tenemos deseos y aspiraciones que nos inspiran, pero más cierto aún es que la inspiración, la motivación y la euforia se evaporan como el aroma de un perfume y lo que realmente permanece son las decisiones. No son las meras intenciones sino las profundas decisiones que nacen del corazón y los compromisos que adquirimos llenos de determinación, seguidas de las acciones constantes, las que cambian el curso de una vida.

Pero para que ese anhelado cambio no se quede en un frágil y efímero deseo lleno de buenas intenciones, tiene que haber un cambio real, un cambio de energía, de hábitos y acciones. De lo contrario, se quedará en una efímera intención y el próximo año nos encontraremos en la misma situación y se repetirá la historia. Seguir Leyendo

Regalo de Navidad

Un año más llega la Navidad. Esa época en la que se llenan muchas barrigas, se vacían muchos bolsillos, nos volvemos locos con los regalos y después nos llenamos de buenos propósitos y grandes intenciones con muchas ilusiones, pero de esto último hablaremos en otro momento… La pregunta que me hago es: ¿qué es lo mejor que podemos dar? o, ¿qué es lo que realmente queremos hacer cuando entregamos un regalo de Navidad? 

De alguna forma el objetivo de “dar” un regalo es dar una alegría, es decir me importas, pienso en ti, es querer ver sonreír a otra persona, hacerle sentir bien. Sin embargo, la realidad es que lo que regalamos -o más bien lo que realmente queremos regalar- son emociones para hacer sentir bien o feliz a otra persona.

La cuestión es si ese regalo de Navidad, o esa larga lista de regalos (hasta llegar a tirar la casa por la ventana por la presión comercial que parece casi obligar a regalar cada vez más porque si no parece que no somos lo bastante buenos o generosos) es la mejor manera de satisfacer ese sentimientos. Seguir Leyendo

amor verdadero

No sé por qué, pero últimamente me he encontrado en bastantes situaciones en donde una persona que estaba en una relación de pareja se preguntaba entre dudas si aquello era amor verdadero, si estaba con la persona correcta, si esa era la persona con la que quería compartir su vida.

A veces la soledad, las ganas de estar y compartir la vida con alguien o la dependencia emocional nos juegan malas pasadas y nos hacen ver cosas que no son; nos generamos rápidas expectativas e ilusiones y llegamos a ver ciertas cualidades en alguien que no las tiene.

En otras situaciones las cosas son aún peor: hay falta de respeto, pero piensan y esperan que la persona cambie, pero desde luego para mí donde no hay respecto no puede haber amor verdadero, así que hazte respetar o huye de donde no lo haya.

Cuando hay dudas sobre si estás con la persona correcta, cuando hay tensión, lo más probable es que no lo sea porque generalmente el amor verdadero no tiene dudas. Seguir Leyendo

tomar decisiones

En la vida siempre puede haber alguien que te eche una mano, pero tú tienes que echarte las dos porque si quieres que algo cambie, debes dejar de esperar y tomar decisiones. Siempre es uno mismo el que tiene que cambiar y tú eres la única persona responsable de tu vida.

Si quieres algo, tienes que decidirlo, levantarte y, a pesar de todos los miedos y dudas, ir a por ello aun y sabiendo que sí, que es difícil… Lo sé, y también que puede que no lo consigas, pero ¿y qué? ¿Acaso es mejor no tener ilusiones, ni aspiraciones para no tener decepciones? Puede que eso sea sobrevivir en vez de vivir, y la vida es para aquellas personas que tienen el coraje de arriesgarse, que están dispuestas a tomar decisiones y fracasar, porque precisamente por eso pueden triunfar.

Seguir Leyendo

depresión

No es un tema fácil hablar de la depresión y sus motivos, ni es algo sobre lo que trivializar, porque son múltiples y pueden ser intensos, muy distintos y complejos. Esto es un simple artículo y no un libro ni un tratado sobre el tema, por lo que sólo me atrevo a dar unas pinceladas que puedan aportar algo de valor en este sentido.

Lo que sí es sorprendente es la facilidad con la que hoy en día muchas personas caen en la depresión, o cómo sin caer tan profundo se sumergen en espirales negativas y actitudes depresivas que llevan a la desesperación; trastornos de ánimo que pueden convertirse en una depresión.

3 elementos claves que causan la depresión y/o conflictos emocionales hoy en día

Entre otros muchos factores, hoy en día hay tres elementos que son causantes de la depresión y/o de numerosos conflictos emocionales:

1. Miedo al cambio: vivimos una época de enorme incertidumbre, sin embargo hemos sido educados para la seguridad y la estabilidad, y la falta de ello -unida a la volatilidad de las circunstancias, crisis, cambios del entorno que provocan dudas y miedo respecto al futuro– es la causa de numerosos conflictos emocionales, ansiedad y preocupación… Seguir Leyendo

27Nov
2016
Escrito a las 8:31 pm

razones para vivir

Sí, por supuesto que existen razones para vivir. Ahora bien, si algo tenemos claro, o por lo menos deberíamos tenerlo, es que la vida es cambio, es un cambio constante que nos obliga a crecer, adaptarnos, a ser más flexibles y jamás dejar de aprender.

Los cambios son necesarios para avanzar, pero no todos los cambios significan progreso, y algunos de ellos pueden ser muy duros. Otras veces queremos cambiar, pero el pasado “parece” una cárcel de la que no nos podemos librar. Supongo que por eso el subtítulo de mi libro Donde tus sueños te lleven es “Tu pasado no determina tu futuro”; de alguna forma necesitaba creerlo porque yo era mi propio paciente al que curar, era mi propio laboratorio de pruebas, y ese lema es algo que más que nunca -tras infinidad de historias y casos- puedo confirmar que es verdad. Seguir Leyendo

20Nov
2016
Escrito a las 8:00 pm

las claves del éxito


Aquí te dejo una reciente entrevista que me hizo el gran Javier Rivero-Díaz sobre las claves del éxito. Espero de corazón que su contenido pueda aportarte algún dato que te permita llegar a un mejor nivel de comprensión o simplemente, inspirarte.

Y más allá de hablar de las claves del éxito, aprovecho para recordarte lo que publiqué sobre ello en un post antiguo, dado que creo que es muy importante tener presente lo que triunfar o tener éxito significa para cada uno de nosotros. Seguir Leyendo

miedo al futuro


Últimamente me han preguntado mucho cómo superar el miedo al futuro. En realidad esa preocupación o ese miedo está en la mente de la mayoría de las personas debido al enorme cambio en el que estamos inmersos; provoca numerosos conflictos emocionales, tensión y ansiedad, y todo debido a la falta de seguridad para la que hemos sido educados en un mundo más predecible. Ese mundo ya no existe -¿alguien se imaginaba que Trump iba a ser presidente de USA?- y la incertidumbre, la falta de seguridad, la preocupación sobre el futuro es como una sombra que nos amenaza a lo largo de nuestra vida.

Todo cambia; la volatilidad está presente y el nombre del juego es flexibilidad, fortaleza mental y adaptación al cambio porque es el miedo al cambio y a las dudas sobre nuestra capacidad para adaptarnos lo que genera un mayor temor al futuro.


Así que ¿cómo podemos conseguir dejar de tener miedo al futuro?

Seguir Leyendo

estrés


El estrés es algo que todos sufrimos en algún momento. Se trata de una reacción de nuestro cuerpo que se presenta como un sentimiento de tensión física o emocional y que puede ser provocada por un cúmulo de situaciones y/o  causado por nuestros pensamientos,  la interpretación y el significado que damos a ciertos hechos.

El estrés es una indeseada emoción  que devora una gran parte de nuestra atención y energía, y entre una gran lista de síntomas, aumenta la irritabilidad, el agobio, la confusión, nos acelera, nos hace perder los nervios, genera tristeza o depresión y nos agota debido a la confusión mental. Sin duda, acaba reduciendo en gran medida nuestra capacidad de concentración y productividad.

Lo cierto es que no sólo las personas reaccionan de muy distintas maneras al estrés, sino que cada vez más sufren de estrés por la inacabable lista de tareas y el demandante mundo que cada vez parece que nos exige más. Todos pasamos por momentos en los que el trabajo, las circunstancias y obligaciones se nos hacen cuesta arriba y nos sentimos desbordados y saturados. Por ello, aquí van algunos consejos para ponerle remedio. Seguir Leyendo