meditación

¿POR QUÉ CADA VEZ MÁS OÍMOS HABLAR DE LA MEDITACIÓN?

Cada vez son más las personas que practican algún tipo de meditación o algún tipo de disciplina oriental, y no solamente porque sea una moda, sino porque en muchos casos ya es una necesidad.

Sí, el mundo se mueve por modas y tenemos multitud de posibilidades para elegir o simplemente probar. Pero la meditación es una disciplina milenaria que hoy ya nadie cuestiona y que se nos acerca a Occidente de la mano del Mindfulness, que es la práctica de la atención plena y consciente en el presente.

Vivimos a un ritmo vertiginoso, acelerados, sintiendo -y en algunos casos padeciendo- el constante bombardeo de información, notificaciones, interrupciones, multitareas que nos perturban. Todo ello hace que nuestra mente esté más alterada, impidiéndonos desconectar, que nuestra mente del mono vaya dando saltos de un lugar a otro sin descanso. Seguir Leyendo

a dónde vas

 

SABER A DÓNDE VAS: EL PRIMER PASO PARA VIVIR DE VERDAD

O tal vez podrías preguntarte hacia dónde te diriges. Seguramente te ha pasado alguna vez que de pronto te has visto pensando ¿cómo he llegado hasta aquí, hasta esta situación? Cada vez  son más las personas que están sobrepasadas de tareas, abrumadas por la cantidad de trabajo, o desbordadas de información y notificaciones. Interrupciones que generan más estrés, robándonos cantidad de tiempo y atención, impidiéndonos desconectar y disfrutar de merecidos momentos de descanso para conectar con lo que realmente es importante: nosotros mismos. Seguir Leyendo

Inteligencia emocional

 

¿QUÉ HABÍA ANTES DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL?

 

Hasta no hace mucho tiempo lo que más se valoraba y se medía en cuestiones de inteligencia era el “IQ” o “CI” (coeficiente de inteligencia). Pero después comenzaron a descubrirse y a valorar otra serie de cuestiones como la Teoría de las inteligencias múltiples de Howard Gardner, habilidades y competencias, o la “IE” (Inteligencia Emocional) con Daniel Goleman como gran precursor.

Después de la inteligencia emocional (IE) cada vez más se habla de la “IS” (Inteligencia Social), ya que la neurociencia ha descubierto y confirmado que nuestro cerebro está programado para conectar con los demás. Parece ser que cada vez que interactuamos con otras personas, distintas regiones de nuestro cerebro se activan al unísono, se segregan ciertas hormonas y se generan conexiones.

Eso mismo ocurre entre la persona que cuenta una historia y la persona que la escucha: en ambos se activan las mismas partes del cerebro y se conectan. Por eso son tan poderosas las historias.

Seguir Leyendo

ser más positivo

 

La vida es más fácil cuando tenemos una mejor actitud o cuando uno se empeña en ser más positivo. De hecho, todos lo hemos podido comprobar en algún momento. ¿Quién no ha tenido uno de esos días donde todo lo ve negro y al día siguiente (o incluso en horas) se siente capaz de verlo todo con más luz y optimismo?

En ocasiones nuestros estados de ánimo cambian de forma radical y de un día a otro, y eso nos permite ver el presente, nuestra vida y nuestro futuro con filtros muy distintos. Esos cambiantes estados de ánimo condicionan todo en nuestra vida: nuestra actitud, nuestro comportamiento, nuestras decisiones, nuestros niveles de optimismo y creatividad… En definitiva, condicionan gran parte de nuestros resultados y de nuestro destino.

Por ese motivo, es clave saber manejar mejor esos estados mentales y emocionales para poder ser más positivo. Así que aquí van siete claves para conseguirlo: Seguir Leyendo

 

ser feliz

 

La semana pasada hablábamos sobre algunos aspectos que tienen una enorme influencia en nuestro nivel de felicidad y de calidad de vida emocional. Y uno de ellos (posiblemente uno de los más importantes) es cómo reaccionamos y cuáles son nuestras respuestas ante las dificultades que nos presenta la vida. Por eso, se dice que uno de los mayores signos de madurez es mantener la calma cuando alguien espera que la pierdas.

Es fácil ser positivo y ser feliz cuando todo va fenomenal. Es fácil encontrar la paz aislado en un retiro y cuando nada te reta. Sin embargo, cuando volvemos a la vida real es entonces cuando nos enfrentamos a su día a día. Comienzan los problemas, las circunstancias se tuercen y la vida nos pone a prueba. Sin duda, y tal y como bien dijo en su momento Viktor Frankl, las circunstancias externas pueden despojarnos de todo, menos de una cosa: la libertad de escoger cómo responder ante esas circunstancias.

Seguir Leyendo

felicidad

 

La felicidad -ese esquivo y deseado objeto de deseo- se ha convertido en un producto de enorme demanda. Porque, ¿quién no quiere ser feliz? Así que ante tal demanda son muchos los que venden toda clase de claves y fórmulas para alcanzar la felicidad. Pero esa búsqueda también deberíamos verla desde otro punto de vista porque hay aspectos fundamentales (previos) que se pasan por alto. Seguir Leyendo

 

confianza

 

Todos queremos tener más confianza y creer más en nosotros mismos. Por supuesto, queremos tener una mejor autoestima y sentirnos más seguros. Y deseamos sentir que avanzamos por la vida dando pasos firmes.

Suponemos que esa confianza irá abriendo puertas -a patadas si es necesario-, y que nos permitirá avanzar con determinación sobre una elegante alfombra roja. Pero son demasiadas las personas que están buscando o esperando a tener esa seguridad en si mismos para comenzar a vivir. Seguir Leyendo

baja autoestima

Las personas con baja autoestima no se tratan de la mejor manera a sí mismas. Es más, con demasiada frecuencia se maltratan psicológicamente a sí mismas, despreciándose o minusvalorándose. Las consecuencias de esa baja autoestima pueden ser graves. Por un lado, porque nos cuesta creer en nosotros mismos y perdemos oportunidades al dudar de nuestras capacidades. Por otro, nos hacemos hipersensibles a la crítica y a las opiniones de los demás. Al final, nos convertimos en fáciles víctimas de las circunstancias y nos invade el miedo a no ser lo suficientemente buenos.

Seguir Leyendo

procrastinar

Son muchas las veces que asumimos que las cosas deberían irnos mejor, que merecemos más, que la vida debería ser más justa; es más, a veces no pasamos el tiempo esperando a que algo mágico suceda y que de pronto, por fin, la vida sea más fácil. Pero la realidad es que las cosas no suceden solas y no podemos estar esperando a que así sea: somos cada uno de nosotros los que tenemos que hacer que las cosas pasen y dejar de procrastinar.

No podemos estar pensando que por ser buenas personas las cosas nos van a ir bien, ¡y ojo! por supuesto debemos serlo, pero creo que el mítico Bruce Lee lo dijo mejor que nadie: Pensar que la vida te va a ir bien por ser buena persona, es como pensar que un tigre no te va a comer por ser vegetariano. Seguir Leyendo

Pin It on Pinterest

  • Suscríbete a mi Blog
    Si quieres recibir mis posts en tu email, rellena por favor tus datos en el siguiente formulario







    Dia      Mes      Año

    Introduce tu día y mes de cumpleaños para acordarme y felicitarte.




    la dirección de correo a la que llegarán los emails.






    Ver política de privacidad y aviso legal